Cuando hablamos de flamenco, patrimonio inmaterial de la humanidad, nos deberíamos preguntar qué guarda este arte en su música, en su baile, en su gente y en sus lugares para que personas de todas partes del mundo abandonen su vida, su trabajo, su familia, su país y su cultura para venir a aprender y conocerlo.

¿Qué misterio guarda esta música, esta expresión cantada, sus letras, para que tantas personas vengan a conocerlo y aprenderlo? ¿Qué poder de atracción puede llegar a tener para que se haya universalizado? ¿Qué factores, qué circunstancias, cuántas se han unido en un mismo lugar para crear este arte, ya que es el único sitio del mundo donde nace el flamenco? Hay gitanos por toda la geografía mundial pero solo en nuestra tierra se canta esta música.

Cuando se escucha un cante, se para el tiempo, aparece un sentimiento hablado, un llanto cantado, un grito de rabia...

Las letras hablan de todas las partes de la vida, es algo único. Como dijo Antonio Machado Álvarez (Demófilo), padre de Antonio y Manuel, "el mejor poeta del mundo es el pueblo andaluz porque con muy pocas palabras sentencia una verdad".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios