Análisis

Andrés Luis Cañadas

91 días para el Domingo de Ramos

No soy yo de esas personas que pasan un año y otro, mes a mes y semana a semana, contando los días que faltan para que llegue la jornada del Domingo de Ramos, inicio de la Semana Santa; pero me consta que son muchos, muchísimos los que suelen hacerlo y prueba de ello es que, tanto aquí en Jerez como en otras muchas ciudades andaluzas y de diversas latitudes de España, aunque en este último caso algo menos, existen numerosos establecimientos, especializados en ajuar cofrade o no, y un elevado número de páginas Web y Blogs, que suelen mantener esta costumbre de la cuenta atrás. Ello para que sus clientes o seguidores estén informados puntualmente de las jornadas que deberán transcurrir aún para la llegada de una de las fechas festivas más señaladas del año y con ella, como ya he indicado anteriormente, para el comienzo de la Semana Santa, con sus jornadas solemnes de Jueves y Viernes Santo en las que, sin duda y sin que ello quiera restar importancia a las demás, se resume la esencia y el sentido de la conmemoración pasional…

Acabamos de dejar atrás otro de los hitos de nuestro calendario festivo como es el que entrañan Navidad, Año Nuevo y Reyes, en este año nuevamente con el freno de las secuelas del Covid 19; ese dichoso virus que tanto daño ha causado y sigue provocando en todo el mundo y al que ni España, ni Andalucía ni por supuesto Jerez han podido permanecer ajenos; y ya en el horizonte, como cada año -en este con mayor margen de tiempo por el tardío inicio de la Cuaresma- nos aparece la Semana Santa y a la que inmediatamente seguirá, si no surge nada que lo impida como el pasado año, la colorista y multitudinaria Feria del Caballo, de la que siempre Jerez ha sabido hacer un espectáculo tan acogedor y festivo, que atrae a la ciudad a centenares de miles de visitantes con lo que ello significa para el buen nombre y el prestigio de la misma y por supuesto para el crecimiento de nuestra economía…

Pero todo ello viene precedido, año tras año, con ese reclamo de los días que faltan, pasado Reyes, para el comienzo de la Semana Santa, otro de los atractivos que Jerez puede ufanarse de ofrecer al mundo, aunque no sean el artístico y el turístico los motivos esenciales y fundamentales de dicha conmemoración cuya motivación es de carácter espiritual y religioso aunque en ella se acrisolen esos factores estéticos y externos que tanto gustan a quienes acuden a visitarnos y también; es absolutamente legítimo; a muchos de aquí.

Pues ya saben, desde hoy, noventa y un días nos separan de la luminosa jornada del Domingo de Ramos, cuando palmas y ramos de olivos darán la bienvenida a cuantas personas de buena voluntad arriben a Jerez para conocer y vivir una Semana Santa, grandiosa por muchas razones, cuyo único inconveniente es el de coincidir con la mima conmemoración pasional de otras varias poblaciones andaluzas que también cuentan con la misma oferta…

¿Abordamos entonces, como ciudad y como cofradías, un imaginativo plan de promoción y captación de nuestra magnífica Semana Santa? ¿Algo que decir a ello por parte del sector hotelero? ¿Algún gesto de apoyo a la propuesta…?

Pues para mañana, es tarde…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios