Análisis

santiago cordero

El hombre del gol

Héctor del Mar rompió todos los cánones de la narración deportiva

Tuvo un don y nos lo regaló durante años: para los de mi generación, elevando a la quintaesencia la narración radiofónica de los partidos de fútbol; para la de mi hijo, formando parte del show televisivo del conocido como Pressing Catch. Esta semana ha fallecido el periodista y locutor, nacido en Mar del Plata, Héctor del Mar, a los 76 años de un infarto.

Recuerdo que a mi padre no acababa de llenarle ese estilo revolucionario que trajo a la radio española este locutor. La España del régimen estaba adiestrada con las mismas costumbres, la misma forma de ver la vida y contada por las mismas voces. El estilo narrativo imperante estaba marcado por una voz potente, perfecta dicción y unas dosis suaves de humor patriótico, es decir, Don Matías Prats.

La irrupción del fenómeno Héctor del Mar rompió todos los cánones de la locución deportiva, era una bocanada de aire fresco, renovador, era el desparpajo de la democracia. El partido era importante, pero por encima de ello estaba el show, el espectáculo radiofónico. Con Héctor del Mar, dos minutos de juego parado para atender en el césped pongamos por caso a "Emilio Butragueño Santos, el Buitre del área que cayó al piso por una increíble, tremenda, brutal entrada de Tarzán Migueli, quien dijo esta es mi casa y como es mi casa, solo entra quien yo quiero y yo no quiero que entres tú (coge aire y sigue): el Buitre ya se levanta porque se ha tomado su Danone, Danone, Danone". Con él te reías, te emocionabas, disfrutabas, convertía cada partido en una final épica.

Fenómeno Michel, Sandokán Juan José, el Lobo Carrasco, Hugo Tequila Sánchez, Puma Santillana, Algarrobo Arteche, Vendava Quini, Popeye Alexanco, Cámara lenta Del Bosque, Supersónico Juanito, Pulpo Arconada, Macho Camacho y por supuesto el Pelusa Maradona fueron algunos de sus apelativos, motes con los que bautizaba a los jugadores de la liga española y que siempre formarán parte de nuestro imaginario colectivo.

Tras su muerte ha comentado Antoni Daimiel, probablemente el periodista español más reputado del momento, que "tenía (Héctor del Mar) todo lo más valorado (narrando) en los últimos 20 años en este campo: ritmo, pasión, personalidad, creatividad, velocidad y sentido del humor". Sin duda, fue el hombre que lo cambió todo, todos los que llegamos detrás bebimos en mayor o menor medida de su fuente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios