Análisis

Álvaro R. Doña

Lo que importa y lo que no

Miles de planes truncados. Vacaciones cortadas de raíz, bodas, bautizos y comuniones que tendrán que esperar. La Semana Santa, la Feria de Abril, la del Caballo, las Fiestas Colombinas, el Viña Rock, el Primavera Trompetera Festival... Música, diversión y enajenación del repetitivo, cansino y, en muchas ocasiones, amargo día a día que envuelve a una importante mayoría de adultos de todos los lugares del mundo. Más, aún, en España, donde las ansias de pegarnos un buen homenaje han resultado, entre otras tantas irresponsabilidades, en el componente de un conocido grupo de música electrónica escupiendo Jägermeister a los asistentes de una fiesta que, evidentemente, poco respetaban las medidas de seguridad.

Pequeños y grandes artistas que han visto fastidiadas las giras que les dan de comer por algo que nadie esperaba y que ya parece que lleva con nosotros toda la vida. Hasta Extremoduro, una de las bandas de rock españolas por excelencia, no ha tenido más remedio que aplazar -mínimo- un año su gira de despedida tras más de 30 años sobre los escenarios y decenas de miles de entradas ya vendidas. Incertidumbre tanto entre los músicos como entre el público, buscando ambas partes la solución más justa entre tanto descontrol.

En definitiva, planes que muchos y muchas llevábamos esperando meses y de los que nadie sabe ciertamente su verdadero futuro. Planes que no son simplemente diversión por diversión y que siempre ayudan a sobrellevar la anteriormente mencionada rutina. Planes, sin embargo, que se empequeñecen a niveles extremos cuando la realidad nos golpea de frente -y no me refiero únicamente al coronavirus-.

Cuando, aunque sabes y esperas que todo saldrá bien, las blancas paredes de la habitación de un hospital son la única morada de uno de tus seres más queridos, cualquier plan pasa a un segundo plano y tu responsabilidad se multiplica hasta puntos que antes ni siquiera imaginabas. Con el tiempo, aprendimos, a la fuerza, lo que importa y lo que no.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios