"Si tú traes dinero toda la casa es tuya", les dijo el posadero, el propietario de la vivienda, a la pareja formada por María y José, que buscaban lugar para el parto. Muchos son los villancicos que relatan que recostaron al Niño en un pesebre. Pesebre, que para quien no conozca el medio rural, es un lugar donde se le da de comer a los animales y no suele estar muy limpio. A partir del relato de Lucas, el pueblo da alas a la imaginación. Pero… ¿Nos debe decir algo más, ahora? Pues que si no tienes dinero no tienes derecho a una vivienda. Hace unas semanas una pobre señora se suicidó ante el problema de un desahucio y no tener donde vivir. La vivienda es un derecho y no se puede ejercer a causa de los "posaderos buitres", la especulación, las hipotecas, los alquileres abusivos. Tanto pueblo en fiesta cristiana, tanto convento vacío, tanta casa hermandad, tanta vivienda desocupada, tanta política vana… y no nos sonrojamos al cantar villancicos ante un pesebre dorado como de cualquier dios Mitra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios