La columna

josé rodríguez carrión

¡Absténganse!

Dice el CIS que el optimismo de los españoles ha subido con la llegada del nuevo Gobierno. La verdad es que parece que el presidente, que desde hace años quería ser presidente, ha encontrado una mina de oro bajo algún mueble de Moncloa. Hemos pasado de la austeridad, a tener pasta para todo: desde medidas más o menos simbólicas como aumentar la subvención de los billetes de avión a los isleños, o bajar el IVA cultural, hasta otras de más enjundia, como aumentar los permisos de paternidad, universalizar la sanidad, y las más importantes… subir pensiones y recuperar el poder adquisitivo perdido por los funcionarios. ¡Cómo para no estar contentos! El único detalle que no nos han contado es cómo se va a pagar todo eso si finalmente la cueva de Ali Baba no estaba llena. De momento nos van a subir el precio del gasoil por contaminante. Y cuando compré el coche ¿no me cobraron ya impuestos por él? ¿No pago ya cada año en función de los caballos que tiene? En fin… A ver por donde sale todo esto, que todavía nos acordamos de lo que dejó Zapatero y sus inventos subvencionables y nos duele la cartera. Claro que el presi tiene la tranquilidad de contar con votos para hacer lo que quiera. Para eso, a unos les ha dado una tele y una radio. A otros les permite visitar a unos presos cuando quiere, como quiere y con quien quiere el visitante. ¡Ole la igualdad, y más cosas que veremos! En fin, que mientras no recordemos lo que viene después de tanto gastar, que siempre es pagar, cunde el optimismo. En Jerez, también. Tenemos hasta autobuses nuevos, muy llamativos y quizás un poco grandes, sí, pero ya saben aquello de burro grande… aunque vaya vacío. ¿Qué hubiese sido mejor más autobuses y más pequeños? Ah, es como el fútbol, que todos entendemos. Cuando usted gobierne, usted decide. Mientras tanto… Además esos no se estropean como los azules porque los tienen guardaditos para que no se ensucien. Por cierto ¿han probado a montarse en uno de esos azules que trajeron de Madrid? Hágalo, verá que inolvidable experiencia… Eso sí, cardiópatas… ¡Absténganse!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios