La Crestería

Manuel Sotelino

Acierto en la Merced

Tras un año sin salir, la Madre de todos los jerezanos pudo sentir el calor de sus hijos cuando su rostro aparecía por el dintel de la basílica. No hay mal que por bien no venga decían los castizos. Y las circunstancias provocaron ciertos cambios que resultaron ser positivos. Por un lado hay que decir que, si la tarde del 23 amenazaba lluvia, los jóvenes estuvieron por la mañana y esta circunstancia hizo que hubiera mucha más gente por los alrededores de la Merced. Como consecuencia de la crisis sanitaria la organización de la procesión tuvo que escoger un nuevo recorrido. Y ha resultado que este cambio ha sido todo un acierto.

La Patrona tampoco necesita estar muchas horas en la calle. Lo bueno si breve… Así que un recorrido más corto es como las buenas faenas que provocan el delirio en los tendidos. Además, tomar calles anchas y plazas abiertas provocó que no hubiera deserciones tan clásicas en otros años donde San Marcos se convertía en el escenario perfecto para hacer mutis por el foro.

No hay mal que por bien no venga y muchos son los cofrades que piensan que la Virgen tampoco necesita llegar hasta la calle Larga. Quien quiera descubrir su belleza, tiene dos horas largas para hacerse el encontradizo.

Posiblemente este nuevo recorrido también pudo servir para que las autoridades civiles y eclesiásticas aguantaran hasta la basílica. Fue una estampa impresionante ver cómo la Corporación Municipal, junto con monseñor Rico Pavés, estaba con la Virgen hasta que llegó al presbiterio de la basílica.

Ahora llega el momento de la reflexión. Y posiblemente el padre Felipe junto con sus hermanos mercedarios valorará esta nueva etapa de la Patrona de Jerez que puede abrirse y que se advierte como un revulsivo para hacerla más grande.

Desde esta tribuna solo ofrecemos una visión y provocar la opinión de todos. Nada más. El debate de la procesión de la Patrona podría verse clausurado con este nuevo itinerario donde la fugacidad de la belleza de la Señora incita que muchos vayan con urgencia para buscar cobijo bajo su bendito manto. 

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios