Desde la Castellana

alejandro Daroca

Andalucía en portada

NUNCA es buena la reincorporación a la mesa de trabajo. He aguantado el viento de levante de este verano con dos periódicos diarios, a los que trataba de sacar jugo y ponerme al día. Pero había poca información. Cuanta desidia y desinterés. Y ahora, en los últimos días, Andalucía ha vuelto a la portada de los diarios y a las primeras informaciones de las televisiones. Parece que volvemos a "dar la nota" en cuanto sacamos la cabeza del tiesto. Y Susana Díaz al frente de comentarios y fotos. Desde luego esta Susana se ha quedado sin vacaciones, porque desde la chapuza de su nombramiento, allá por el lejano julio, ha logrado estar siempre en el "candelabro", como dijera la artista.

Con un bagaje intelectual más que deficiente, un buen porte de farota babateña, abogada en dique seco y catorce años de Universidad para sacar adelante la carrera de Derecho, la privilegiada alumna de las escuelas del PSOE andaluz ha llegado a ser la primera mujer Presidente de la Junta de Andalucía. ¡Triste noticia! Alumna fiel de la bancada socialista, sin nada brillante en sus discursos, sin oposición en primarias ni secundarias, ahí la tenemos, minifaldera ella, ascendiendo a la cabeza de lo que puede ser el futuro de nuestra tierra. ¡Menudo historial profesional esconde en su cabeza! ¡Qué curriculum tan brillante hemos puesto al frente de nuestros intereses! Pero eso es lo que hay y responde a los deseos electorales del pueblo andaluz, por lo que si alguien quiere protestar, hágalo en las urnas.

Y mientras nombra a un nuevo Gobierno lleno de vulgares políticos adscritos a las filas del partido -del que solo destaca el catedrático de Hacienda de la Universidad de Málaga, Sánchez Maldonado-otra abogada, esta con más experiencia, más formación y muchísima más profundidad, la Juez Alaya, pone boca abajo a todo el Palacio de San Telmo y destroza las alegrías y los parabienes de los abrazos de los compadres que desde ahora se van a repartir el poder. La imagen debió ser aterradora, ya que mientras Susana Díaz levantaba la copa de los brindis, los papeles de la Audiencia le recordaban que no tenía ni bebida ni nada por lo que brindar. ¡Qué sorpresa!

El último y extraño, cuando menos, auto de la Audiencia nos ha dejado a todos un poco expectantes. La Juez Alaya dicta un auto en el que apunta a una posible imputación en el caso de los ERE`s de los expresidentes Griñan y Chaves y de otros cinco ex consejeros. Como la juez no puede imputarlos directamente, dada la condición de aforados de estos personajes, invita a los siete socialistas a que se personen voluntariamente en la causa. Como esto no sucederá de ninguna manera, apunta el auto a que el caso será trasladado a instancias judiciales superiores, o sea al Tribunal Supremo, pero no se indica ni cuando ni en qué circunstancias. Es, como algunos medios apuntan, una imputación "mediática".Desde luego muestra una intencionalidad y la señora Alaya nos dice donde está el final de los delitos de prevaricación y malversación de fondos. Por acción u omisión, en el caso de los ERE`s parecen estar todos pringados y si la Audiencia de Sevilla pone los papeles en claro y el Supremo anda listo en sus diligencias, no tardaremos muchos en ver mas de un ciento de condenas.

Y menos mal que el impresentable Bárcenas no ha realizado sus andanzas por estas tierras. No se puede hacer peor ante la opinión pública que lo que ha hecho el PP sobre la investigación de los dineros de Bárcenas y la financiación ilegal de su partido. Da un poco igual cual sea el final de los ERE`s, del caso Bárcenas y de todo este desmadre en el que está inmerso nuestro país. Nadie cree ya a los líderes ni a los políticos ni a nuestro Gobierno. Ni nosotros ni los miembros del Comité Olímpico.

darocabruno@gmail.com

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios