Disculpa que te perdone

Juan Alfonso Romero

Festival de Jerez, auténtico derroche

Son veintitrés años ya y sigue siendo un auténtico derroche. Sí, y no hace falta esconderlo porque muchas veces tenemos la costumbre de tapar y no sacar a la luz los fracasos y los aciertos. En el caso del FESTIVAL DE JEREZ no hay la más mínima duda de que podemos hablar de uno de los derroches más grandes que tiene nuestra ciudad. Derroche en positivo y como un gran acierto claro. Derroche de arte, de ricas y variadas propuestas donde el cante y el toque de Jerez toman fuerza cada año. Buen ejemplo de ello es el ‘Ciclo de Peña en Peña’ en las diferentes peñas de la ciudad. Aunque no se da este caso en el Villamarta, es cierto que la demanda del cante, toque y baile de raíz goza de mucha salud y con excelentes perspectivas. Sólo hay que analizar la afluencia a otras propuestas de cante y toque de cercanía fuera de programación oficial del Festival. Es una idea de futuro para que desde la organización lo reflexionen para las próximas ediciones analizando los precios comparativamente hablando con las entradas del teatro. Un Festival de Jerez que derrocha amplitud de miras al futuro con la referencia del presente. El Festival de Jerez es un escaparate al mundo donde programadores y directores de Festivales de todo el ‘mapamundi’ vienen para obtener las referencias. De ahí que muchas veces las propuestas de los artistas y compañías que pasan por el Teatro Villamarta envíen un mensaje más amplio de lo que estamos acostumbrados los aficionados al flamenco de Jerez. Gracias al Festival se ha ido conociendo el auténtico flamenco de Jerez y de la familia que lo compone. Cada día es más demandando el cante de Jerez durante el Festival aunque sea en otros espacios distintos al Villamarta. De hecho el Festival es un auténtico promotor y generador de oportunidades durante y después del Festival. Sirve para que después del festival y durante el año nuestros artistas o muchos de ellos sean solicitados para actuar en diferentes partes del mundo incluso dentro de España en distintas programaciones, citas, Peñas y Festivales. Es irrevocable la marca Flamenco de Jerez que cada ida es más solicitada por el mundo flamenco dentro y fuera de Jerez. Sólo tenemos que ver las zambombas cuando llega la Navidad. Es una industria por descubrir. El Festival junto con el flamenco de Jerez son capaces de atraer un turismo inagotable. Sin ir más lejos la última y buena propuesta del Clúster Turístico organizando, con la mejor de las intenciones, una propuesta para batir el récord de guitarristas tocando el himno de Andalucia. Iniciativa que aunque no ha tenido poder de convocatoria para las guitarras hay que reconocer y valorar su esfuerzo y trabajo buscando el bien para la ciudad pero que no ha tenido el éxito esperado aun estando liderado por una de las mejores guitarras de Jerez. Apenas acudieron doce guitarristas. Posiblemente porque no obtuvo apoyo y no se rodeó de los “agentes o colaboradores” más apropiados para este tipo de iniciativas tan necesarias para la ciudad. En todo caso enhorabuena por la iniciativa a Antonio Mariscal. Debemos alinear recursos y capacidades. Por otro lado, es cierto que la ciudad de Jerez no está terminada como producto en sí para poder seguir compitiendo en el mercado de la excelencia y la calidad para traer turismo. Jerez, si bien es cierto que tiene la preciosa plaza Belén como reclamo turístico y espacio limpio, adecuado y abierto, también es cierto que Jerez todavía tiene muchas ‘zonas oscuras’. Calles muy sucias y con aspecto de abandono. De ahí que es imprescindible, en paralelo, avanzar en esta disciplina urbanística. Para que un Festival de Jerez tan importante pueda seguir gozando de salud y crecimiento. Para que, en definitiva, todas las propuestas e iniciativas del tejido público y privado que se realicen por el bien de Jerez y su industria turística confluyan en el mismo lugar que no es otro que el éxito y la generación de oportunidades, empleo y economía para la ciudad. Para que Jerez y su Festival sigan siendo un auténtico derroche de categoría... y vaya usté condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios