La firma

Antonio Fernández / jurado

Ganó Gibraltar

Conocido es el incumplimiento histórico del Tratado de Utrecht. El acoso continuo y chulesco a los pescadores españoles por parte de la Royal Navy. La existencia de un aeropuerto en terrenos también usurpados. La condición de paraíso fiscal, podríamos continuar hasta llegar al colmo del pintoresquismo en la forma expresiva de los llanitos o la histriónica catalogación de presidente o gobernador a quien no va mucho más allá del nivel de una alcaldía. Pues bien, todo eso y más, forma parte de Gibraltar.

Mientras, aquí, al lado de la misma, los campeones del Mundo y de Europa. "Los maestros del tiqui-taca, los magistrales pequeñitos dominadores del balón, los representantes genuinos del arte futbolístico, los promotores de los más excelsos valores futbolísticos, la generación superadora de la maléfica furia española, la promoción futbolística más grande que conocieron los tiempos así, hasta donde quieran," especialmente para esos pontífices del comentarismo deportivo que han sido incapaces de digerir los indiscutibles triunfos y descalifican, insultan y persiguen a quien ose retirar la titularidad a algunos, no todos y según los colores ligueros que defiendan o la corrección política del momento. Sin embargo, su reacción ante el atropello futbolístico sufrido por parte de la UEFA, de la mano de su maestro de ceremonias Platini y su escudero Villar -diez años ya de la astracanada de Elche- aceptando a una colonia -según resolución de la ONU- como Gibraltar, miembro de pleno derecho, aún en contra de su propio reglamento, ha sido tibio, débil, cuando no inexistente, con lo que todos han quedado calificados: autoridades deportivas y políticas, CSD; dirigentes futbolísticos, ¿dónde están la dignidad y la pelea por nuestros derechos?; los opinadores empalagosos o agresivos, según los resultados, los casos, los personajes afectados o los filtradores de noticias interesadas. Ni siquiera han reaccionado ante una perla escapada y que nos aproxima hacia la evidencia del villarato, platinato, o como queramos llamarle: "se procurará que no haya enfrentamientos directos entre españoles y gibraltareños". ¿Cómo se hace eso?, orientando los sorteos en un determinado sentido o haciendo sugerencias arbitrales si se suscita la cercanía de esa opción. Lamentable cuestión y nueva derrota diplomático-deportiva, como un nuevo Utrecht futbolístico. Los amateurs, vencieron a los mundialistas insuperables.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios