A rienda suelta

Ángel Espejo / Aespejo@grupojoly.com

Un 'Goya' como una olla

LA gala de los 'Goya', eso sí que tiene un premio, hace tiempo que dejó de interesarme. En realidad nunca le he prestado demasiada atención a esa copia menor de los 'Oscar' hollywoodienses, que tampoco me quitan el sueño, pero al final siempre terminas enterándote por el martilleo incesante del día después. Confieso que no he visto ninguna de las películas premiadas -miento, he visto el espantajo de Woody Allen con título de comedia de barrio por el que le dieron el Goya como secundaria a nuestra 'Pe'- , pero eso no tiene mérito, porque Venicio del Toro, a la postre mejor actor, tampoco las ha visto, vamos que admitió con la mejor de sus sonrisas que ni les suena el nombre de la mitad. Pero la perla de la noche, para variar, la puso la presentadora de turno, Carmen Machi (Aída), quien se quedó tan ancha después de confundir al insigne Harvey Keitel con Harvey Milk, el precursor americano de los Zerolo y compañía. Actores, en definitiva, que no tienen ningún reparo en mojarse en cuestiones políticas, pero a los que no se les puede pedir más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios