Disculpa que te perdone

Juan Alfonso Romero

Jerez, un verdadero espectáculo

ESTAMOS a punto de concluir un verano cargado de propuestas culturales y sus 'derivados'. Una oferta cultural muy rica y variada que sin duda está orientada a generar economía y empleo en nuestra ciudad -que falta nos hace- en especial y por destacar el hecho de estar en la cuna del flamenco estamos teniendo una amplia programación pública del Ayuntamiento de Jerez -Caló Flamenco: Viernes Flamencos y Fiesta de la Bulería- y privada como es el Festival Tío Pepe. Estas dos son las más destacables porque son las que mayor repercusión e interés están teniendo, con una constante gran afluencia de público.

Todo es mejorable eso sí. No podemos olvidar y reconocer los esfuerzos de todas las demás iniciativas y propuestas que están teniendo lugar en el mismo período de tiempo aunque con muchísima menor respuesta y de escaso interés para el público.

Probablemente se esté sobrecargando la oferta en el mismo período. Quizás sea oportuno programar con coherencia en el tiempo y dentro de un orden, unificando criterios entre los distintos programadores públicos y privados. Los Viernes Flamencos con llenos hasta la bandera en el caso de Felipa del Moreno -Jerezaneando- y La Macanita, un auténtico éxito con su espectáculo celebrando sus treinta años como artista. Dos llenazos indiscutibles en el Alcázar de Jerez organizado por el Ayuntamiento.

Los Viernes Flamencos que organizó el Ayuntamiento y dirigieron las peñas han sido otro éxito indiscutible. El primer viernes de las peñas lo ejecutó la Buena Gente, los dos siguientes y con mucho tirón de público (nunca lleno hasta la bandera en honor a la verdad) fueron el Centro Cultural flamenco Don Antonio Chacón y Los Cernícalos.

Hasta los presentadores de los espectáculos tienen máximo nivel de conocimiento y elegancia en el escenario. Es como si fueran dos artistas más del elenco. Destacando con sobresaliente el investigador flamenco y letrado José María Castaño y el joven periodista Juan Garrido, que están teniendo una intensa presencia en los actos. Seguramente porque son muy buenos profesionales con rigor profesional, que cuentan la verdad cuando escriben y amplio conocimiento de lo que dicen.

El Festival Tío Pepe, por su parte, también se consolida como propuesta de alta calidad en nuestra ciudad y con una excelente dimensión artística. Prácticamente todos los días son un éxito de público en el segmento premium. Es muy bueno ese turismo para Jerez. Los hoteles casi al completo en la primera quincena de agosto.

Y desde luego cuando algo no funcione no pasa nada si se dice con el espíritu de identificar áreas de mejora. Con proporcionalidad, sin torticeras maneras y sin faltar el respeto a las personas o entidades. Sean públicas o privadas. Hay que ser profesional y no hacer 'sangre' por hacerla, utilizando estas ventanitas para 'cambiar estampitas personales'. No hay que ser torticero.

Cualquiera puede escribir para hacer 'pupa pupita'. Es mejor para todos dejar atrás las manías, obsesiones y paranoias, donde se le puede abrir la puerta hasta a algún fantasma. Actuar sobre todo desde la administración pública y gestión política con la firme vocación que en la actualidad brilla por su ausencia: el afán de servicio a los demás, no un puestecito. Y vaya ud condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios