A rienda suelta

Manuel Moure / / Mmoure@diariodejerez.com

Memoria histérica

CON la de veces que habrá pasado yo por allí huyendo de la Feria a las tantas cuando me entero que el comandante Paz Varela tenía el feo vicio de levantar a la gente de madrugada para-con muy malas maneras- darles acto seguido una recena de plomo. Resulta que semejante individuo ha tenido durante setenta años una calle dedicada. Que se la quiten no es que me parezca ya un acto de justicia social sino de vergüenza torera. Leo casos cuyos detalles ponen los pelos de punta, en otros entreveo a buenas personas que tuvieron que lidiar con un régimen dictatorial. Navego por un foro y me asombra la cantidad de propuestas que tienen algunos colectivos para limpiar Jerez de referencias franquistas. Tal es el número que sería más fácil tirar algunos barrios y volver a levantarlos. Ese revisionismo obcecado que sólo ve asesinos en uno de los bandos y héroes en el otro siempre me ha producido escalofríos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios