De frente

Francisco Abuin

Sobre desvalijar, la clase y el saber decir

La moderación verbal es una virtud que pocas veces se pone en práctica. Si los políticos y otros no son los primeros en dar ejemplo no queramos que el pueblo fiel les vaya a la contra. Con este rollo nos introducimos en algo que sucedió hace ya algunos días pero que no deja de ponernos la ‘cara colorá’ a no pocos cofrades de aquí. El presidente de la Unión de Hermandades, Dionisio Díaz, se dejó caer con unas declaraciones nada apropiadas en su verbalización. Fue en una entrevista que le hizo Andrés Cañadas en Cofrademanía en la que se le preguntó por la intención de la Fundación Cajasol de querer incluir en la exposición que están montando en Sevilla para ‘suplir’ la Semana Santa o más bien para calmar el furor cuaresmal, enfermedad que un año más no tendrá su tradicional medicina con las salidas procesionales, a que se incluyeran piezas que fueron de hermandades sevillanas que hoy por hoy se localizan en otras ciudades, siendo Jerez una de las más destacadas.

A ello respondió Díaz diciendo que “no van a venir ahora a ciudades más pequeñas a desvalijarlas”, en clara alusión a que con lo que tiene Hispalis tendrían más que de sobra para llenar el Sánchez Pizjuan. Y para rematar sentenció que las cosas se pueden hacer “con clase o sin ella”.

Ahí queó. Supongo que el bueno de Dionisio tendría sus razona al salir por Peteneras tras largar esto. Lo que sí parece claro es que tuvo la oportunidad de mostrar su mosqueo por el desmarque de Sevilla en la supuesta estrategia que diseñaron los presidentes de consejos andaluces de cara a la Semana Santa. ¿La salida del ‘consenso’ de las cofradías sevillanas es achacable a los dirigentes cofrades de esa ciudad o a que tienen un arzobispo con las ideas claras y que firmó el decreto suspendiendo las salidas procesionales casi el primero en toda Andalucía?. Y todo atendiendo a la lógica del momento y seguramente pensando que en esto de las hermandades los prelados son los que mandan y no el presidente de la Junta de Andalucía por muy colega que quiera ser del mundo cofrade y al que haya que esperar para ver qué se hace en Semana Santa.

Siguiendo el hilo de la cuestión, Dionisio Díaz debería ser consciente del cargo que ocupa y de no juguetear con frases que pueden sonar a enfrentamiento, cuando no existe, e incluso a ofensa. Porque suena a eso y así se lo han tomado por la ribera del Guadalquivir donde diferentes medios han reproducido la perorata del presidente jerezano dado que también les ha causado sorpresa la reacción de Díaz, dejando puntos suspensivos tras la reproducción del corte de sonido sin más comentarios que el desvalijo y la clase. Señor Díaz, no puede usar ese lenguaje. Representa a los cofrades jerezanos y esas salidas de tono perjudican y dañan nuestra imagen haciéndonos quedar como catetos inopinados. Cada hermandad jerezana que disfruta de patrimonio pretérito de Sevilla es soberana para decidir dónde enviar enseres, si lo hace allí o a la expo de aquí. Pero no tema, que al invento de los Claustros no le faltará apoyo de las cofradías. Sin tener que usar un lenguaje mal sonante, las hermandades jerezanas saben que tienen que apoyar lo nuestro y que esa ‘expo’ será seguramente un éxito ya que esa actividad y alguna cosa más será el ‘Chupachups’ que nos endulce algo el amargor de otra Semana Santa sin nada en las calles, remitiéndose todo al interior de los templos. Es lo que toca por muy jodida que sea la historia. Peor están las cosas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios