Obituario

Carmen Sotelino

Una campeona con tres apellidos

Jean Clara McClure, que nació en Londres en 1923 y ganó el British Open de Golf, pasó los últimos años de su vida en Jerez.

Una jovencísima Jean con su bolsa de palos y uno de sus trofeos Una jovencísima Jean con su bolsa de palos y uno de sus trofeos

Una jovencísima Jean con su bolsa de palos y uno de sus trofeos

Otra imagen de Jean, ganadora del British Open en 1946 Otra imagen de Jean, ganadora del British Open en 1946

Otra imagen de Jean, ganadora del British Open en 1946

Su padre, escocés, era un gran apasionado del golf por lo que animó a sus hijos e hijas a practicarlo desde muy pequeños. Jean fue la que destacó entre todos ellos llegando a ganar el campeonato de jóvenes británicas a la edad de 13 años. La noticia se publicó en la prensa deportiva inglesa más importante.

Llegó la segunda guerra mundial y dejando los palos a un lado se dedicó a ayudar a los soldados que estaban en el frente como hicieron otras muchas mujeres inglesas en la retaguardia.

En 1946 el deporte volvió al país y Jean ganó el British Open, el premio más prestigioso para las jugadoras de golf. Fue la mujer más joven hasta el momento, consiguiendo este trofeo a la edad de 23 años. Se casó justo la semana anterior al torneo, ya con el apellido de su primer esposo, Jean Heatherington. En seguida tuvo sus dos primeros hijos, Nigel y Lesley. Durante 10 años no pudo volver a competir en el Open y cuando volvió llegó a la semifinal.

En 1960 volvió a casarse convirtiéndose en Jean Holmes, el nombre que conservó hasta el final de su vida. Su carrera en el golf acabó en 2012 a la edad de 89 años. Se dedicó con pasión a la competición durante 75 años .

Jean además de deportista era una gran entendida y entusiasta no sólo del golf sino también del tenis. Sus deportistas favoritos fueron dos españoles, Seve Ballesteros y Rafa Nadal.

En junio de 2016 decidió junto a su hijo Robert trasladarse a vivir a Jerez. Se había enamorado de la ciudad unos años antes, cuando descubrió que era una ciudad dedicada al vino y a los caballos. Durante dos años y medio disfrutó del sol, de los largos paseos por la calle Larga y Porvera, de sus bares y restaurantes en el centro de la ciudad.

Falleció el 14 de enero después de una corta enfermedad a la edad de 95 años.

Etiquetas

,

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios