El microscopio

El don de la inoportunidad

El gobierno municipal de Jerez ha elegido un mal momento para hablar de posibles subidas de sueldos de concejales de la Corporación. Aunque es sabido que a comienzos de un mandato municipal se discuten esas cuestiones que afectan a miembros de equipo de gobierno y del resto de la Corporación, el momento elegido no ha sido el más propicio de cara a la opinión pública: justo cuando se anunciaba que se renuncia a cinco millones de ayudas de la Junta para planes de empleo porque ésta no quiere pagar el salario mínimo interprofesional (SMI) y además cuando se publicaba el informe sobre ayuntamientos más endeudados del país, con Jerez entre los primeros otra vez.

Los ciudadanos no saben si lo de los planes de empleo es por la guerra con la Junta ahora que allí no gobierna el PSOE o si a pesar de estar entre los más endeudados el Ayuntamiento ha rebajado algo en 2018 la deuda (en 2017 no lo hizo y no se dio el dato). Escuchan que se suben lo sueldos, aunque sea poco, y se mosquean. El asunto se presta a la demagogia y comparaciones, es cierto, pero ningún político se puede sorprender a estas alturas de que los ciudadanos se quejen y los medios de comunicación lo reflejen. Matando al mensajero y a quien cumpliendo con su deber contextualiza todo lo anterior no van a conseguir nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios