Saben ustedes por los años que nos llevamos conociendo desde estas páginas que la hipocondria y este servidor no se llevan demasiado bien. Sin embargo, y a pesar de lo que pudiera parecer, todavía no me he asustado por lo de la gripe A. Es más, estoy por decirles que ni siquiera, salvo causas mayores, pienso vacunarme. Tú no te quieres vacunar por lo del pinchazo, que si fuera con un terrón de azúcar como antiguamente, no te importaría. No, ni caso. No me asusta la gripe A. No es tan fiero el león como lo pintan. Si viene, tres días en cama y punto. Además, dicen que es como la otra gripe. Por eso, a esperarla. Sin miedos ni gaitas, y a hablar de otra cosa, que hay muchas cosas en qué pensar. Dice mi primo Arturo que él tampoco se va a vacunar.

Que no hay gripe A, ni Z. Que eso es un invento del Lopera para no habar de su equipo en Segunda. Primo tú no te acuerdas cuando Franco tenía problemas y se escapaba 'El Lute'. Pues ahora igual ¡No eres tú viejo! Sí, primo, pero 'El Lute' se escapaba. Primo, que Franco no tenía problemas, que quien tenía problemas éramos nosotros. Pues eso, que no me pienso vacunar. Son las ideas peregrinas de mi primo Arturo.

Lo cierto es que a mí, sin ser tan drástico, en el fondo tampoco sé muy bien a qué carta quedarme. Por un lado el miedo de la gripe A, las cifras, el número de afectados, los millones de vacunas. Miedo, precaución… Por otro, no existen problemas graves, es como una gripe normal. No hay que alarmarse y ya están anunciando jabones para las manos. La ministra en la tele a todas horas. Es decir, primo, lo que yo digo. ¿Que no existe gripe A?. No, que Lopera tiene la culpa para que no se hable de su equipo en Segunda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios