La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Sus hechos les juzgarán

Lo inteligente es aguardar hechos y no juzgar talantes y discursos. Hechos son amores, y no buenas razones

A partir de ahora lo que le importa a la mayoría de los españoles no es lo que sean, sino lo que hagan. Es innegable que existe correspondencia entre lo que se sea y lo que se haga, pero el poder conlleva responsabilidades que pueden moderar actitudes, tenemos mecanismos constitucionales de seguridad, aún no han matado a Montesquieu del todo y la UE pone límites.

Por primera vez en nuestra historia democrática hay un Gobierno de coalición integrado por quienes un mes antes se despreciaban e insultaban. El duelo político no se librará sólo entre Gobierno y oposición. Contenderán cuatro actores: la izquierda socialdemócrata , la izquierda radical populista, la derecha liberal y la derecha radical populista. Aunque se quiera esquematizar en un duelo a dos –izquierda (PSOE+UP) gobernante y derecha (PP+Vox+Cs) opositora, PSOE y UP son enemigos íntimos y PP y lo que queda de Cs poco tienen que ver con Vox. Lo que no impide que PSOE y PP estén contaminados por los populistas que les disputan sus espacios electorales. En el caso del PSOE, esta contaminación es mayor a causa del pacto, que le compromete mucho más de lo que lo hizo en Andalucía el apoyo de Vox al PP y a Cs sin entrar en el Gobierno. Sin olvidar que como apoyos externos el actual Gobierno ha contado con quienes quieren independizarse de ella.

Sánchez ha intentado centrar su Gobierno con algunos nombramientos, pero no puede impedir que por las redes circule un ministro de su Gobierno, el señor Garzón, elogiando a Castro y su dictadura –“Creo que los valores y principios de Fidel Castro son unos valores y principios que debemos seguir defendiendo también”– y dando mítines con una imagen de Lenin como fondo. ¿Imaginan la que se armaría si Abascal diera mítines presididos por fotos de Franco y elogiara a dictadores fascistas? Porque no se puede decir que Lenin y Fidel fueran demócratas eurocomunistas.

Todo es frágil. Lo inteligente es aguardar hechos y no juzgar talantes y discursos. Ya saben: hechos son amores, y no buenas razones. Lo contrario sería darle la razón al “nos criticarán por lo que somos y no por lo que hagamos” de Iglesias y reforzar este cómodo salvoconducto frente a toda crítica. Aun así, porque es una estrategia utilizada tradicionalmente por la izquierda, recurrirán a ello por evidentes y objetivos que sean los errores que cometan o por fundamentadas que estén las críticas a su gestión.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios