Editorial

Un ministro abonado a la polémica

Los ciudadanos hemos asistido entre indignados y divertidos a una nueva y absurda polémica provocada por las palabras del ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien en una entrevista al periódico británico The Guardian arremetió contra las granjas intensivas explotadas en España por multinacionales que, según sus palabras, contaminan el medio ambiente y producen una carne de calidad defectuosa destinada principalmente a la exportación. Esto, al menos, es lo que defiende el ministro que dijo al periodista, aunque lo cierto es que en el texto final que se publicó no existían tales matices, quedando todo el sector ganadero y cárnico español bajo la sospecha de ser una industria contaminante e insostenible, que vende al mundo un producto de pésima calidad. Como era de prever, ganaderos y demás agentes vinculados al sector han expresado su completa indignación y han exigido la dimisión de un ministro que está abonado a la polémica permanente y que cada vez que habla provoca un terremoto mediático. Aún suponiendo que fuera verdad la versión de Garzón -es decir, que en el proceso de edición de la entrevista se desvirtuaron sus palabras-, lo cierto es que una vez más se confirma que el titular de Consumo no tiene talla política ni intelectual para ejercer una responsabilidad ministerial y su actuación perjudica a un Gobierno que no está precisamente sobrado de talento. El Ministerio de Consumo fue una cesión de Pedro Sánchez ante Podemos para dar asiento en el Consejo de Ministros al líder de Izquierda Unida, un ejemplo más de derroche del dinero público para dotar de sueldo y poder a una determinada persona. Es, en definitiva, un Ministerio totalmente prescindible que debería desaparecer. Aparte, es más que criticable la manera en la que Alberto Garzón aborda los asuntos de su competencia, siempre de una manera sectaria y excesivamente ideologizada, sin tener en cuenta las diferentes opiniones y miradas sobre los problemas que debe atender.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios