A rienda suelta

Francisco Reinoso

Toda acción…

Una ley de Newton dice: “toda acción provoca una reacción”. Casi lo mismo que: “Quien siembra vientos, cosecha tempestades”. El problema entre la “causalidad y el efecto” la comenzó el filósofo Aristóteles. En 1971 durante el franquismo, el obispo de Huesca, Javier Osés, afirmó en una conferencia, que la causa de la pobreza tenía su origen en la existencia de la riqueza. Fue muy contestada por la derecha.

Cuando se participa en reivindicaciones sociales, políticas, sindicales, hay que ser muy conscientes que las acciones y declaraciones tienen repercusión. Si Ciudadanos “pacta, no pacta, pacta, pero no hay pacto” con el partido VOX, los afectados en sus recortes de derechos reaccionan. Ciudadanos acudió a la manifestación del “Orgullo”. Esto originó una reacción que a su vez provocó la contestación contra el ministro Marlaska.

En tiempo de la dictadura de Franco los que actuábamos éramos conscientes que “nos podía caer la del pulpo”. Conseguir los derechos costó lágrimas, sudor y sangre. No se puede ir de la mano con los que quieren devaluar nuestra débil democracia. Hay que leer a Helder Cámara.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios