El balcón del lector

David Puerto

La unión del xerecismo

En 2013 cambió el panorama xerecista. Un amplio sector de la afición del Xerez Club Deportivo disgustados por la marcha económica del club y por su descenso administrativo a Tercera División, deciden dividir el camino xerecista y crear el Xerez Deportivo Fútbol Club. El resto de la historia la han vivido ustedes en estos seis años. El xerecismo no entiende de dirigentes. No entiende de política. Cree en el futuro común de un sentimiento azul y blanco que se ha diluido conforme han ido pasando los años. Y si bien es cierto que cada verano vuelve el debate sobre la desaparición o no del Xerez. CD, cada temporada vuelve a competir, aunque sea a duras penas. Y es que el peso de la afición cuenta mucho en este tipo de situaciones extremas. Está muy reciente el caso del Racing de Santander, que ha vivido una situación similar a la del Xerez CD, y ha vuelto a Segunda. La afición ha estado unida, aún en los momentos difíciles. "Y hasta la muerte contigo estaré, oh mi Xerez, mi Xerez". El Xerez es mucho más que las personas. ¿Os imagináis al Real Betis Balompié creando otro equipo cuando descendió a Tercera División, o en la época de Luis Oliver en el club?.

La división del xerecismo divide a la afición. Y lo que es peor, separa a las personas, enfrentadas dialécticamente unas a otras defendiendo a uno u otro escudo. Qué bonito sería volver a decir con alegría: soy del Xerez, sin poner la coletilla 'del de toda la vida', 'del FC'. Al xerecismo no le gustan las divisiones. De hecho, muchos han dejado de ser socios. Ni de uno, ni de otro. Es una pena que la ciudad, que tan solo diez años atrás disfrutaba la mejor época del fútbol local, esté viviendo el discurrir de dos equipos que juntos serían más fuertes. Compartiendo un mismo sentimiento llamado Xerez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios