Provincia

El PIB supera los 20.000 millones tras años de crecimiento meteórico

  • El sector servicios genera ya el 68,5% del Producto Interior Bruto de Cádiz y la construcción adelanta a la industria · Entre 2001 y 2006, la provincia avanzó a grandes zancadas pero sin despuntar en Andalucía

Comentarios 4

La provincia, el país, el planeta está en crisis. La economía se estanca o empieza a involucionar. La actividad se congela: las empresas no invierten, los sectores paran las máquinas y aminoran su producción, el dinero no fluye y los consumidores, atenazados, no gastan. Es un escenario inédito en este siglo y que ha hecho olvidar, en poco más de un año, los ejercicios precedentes de gran crecimiento. De la cúspide a un valle sin fondo a la vista.

Los últimos indicadores nacionales ya reflejaban una recesión económica trimestral, aunque hasta ahora no interanual. Así ha sido hasta el verano y en breve se conocerán los resultados anuales. En cambio, a nivel provincial habrá que esperar al menos hasta 2010 para saber los efectos de la crisis en el Producto Interior Bruto (PIB). La última actualización publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a principios de esta semana arrojaba los resultados de 2006. Entonces, Cádiz estaba aún inmersa en la etapa de crecimiento meteórico que se inició con el cambio de siglo y volvía a registrar un avance del 8,3%, ligeramente por encima de la media regional (8%).

Con este fuerte estirón, el PIB provincial superó la cota de los 20.000 millones de euros y se colocó en 20.815 millones. Es el valor de lo que producen su millón de habitantes y sus más de 60.000 empresas, muy especialmente en el sector servicios, que ya representa el 68,5% de la actividad económica. Esto significa que dos de cada tres euros que se producen en Cádiz proceden de la hostelería, el comercio y otros ámbitos como el financiero o inmobiliario.

El segundo sector que más aporta a la riqueza gaditana es la construcción, que en 2005 ya superó a la industria y en 2006, en pleno boom, amplió la distancia que tenía con ésta. Nada menos que 2.515 millones de euros genera el mundo del ladrillo, lo que supone el 13,6% de toda la tarta económica provincial.

En estos dos ámbitos se cimentó el crecimiento de Cádiz de ese año, ya que el resto retrocedió o perdió peso en el Producto Interior Bruto. El descenso, y acusado, se produjo en la energía, que pasó de facturar 847 millones a 773 y con ello, su protagonismo bajó hasta el 4,2% (cinco décimas menos que en 2005). En la agricultura, ganadería y pesca, así como en la industria, el desarrollo fue mínimo y debido al auge de la construcción y los servicios, también se redujo su peso provincial hasta el 2,4% (una décima menos) y el 11,3% (ocho décimas).

2006 será, con toda probabilidad, el último ejercicio sobresaliente a tenor del avance de 2007 ofrecido por el INE para el conjunto de Andalucía: la región creció un 6,8%, un balance igualmente destacado pero inferior en un punto y dos décimas al de 2006.

Desarrollos de esta envergadura quedarán ya para los anales económicos de la Comunidad, que además de la prosperidad nacional, ha gozado de una ventaja excepcional: la gran inyección de fondos estructurales europeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios