solidaridad | la atención a los migrantes desborda a la provincia

TARIFA, EL REFUGIO SIN FIN

  • La saturación de las dependencias policiales y los CIE obliga a habilitar el pabellón polideportivo tarifeño para acoger y dar asistencia a casi medio millar de migrantes

  • El Gobierno traslada a algunos a otros municipios

Solo cuatro años después, Tarifa tuvo que volver a hacerlo. Desde la noche del viernes, en el pabellón polideportivo se coordina la acogida temporal y asistencia de las cerca de 500 personas rescatadas con vida el viernes y en la mañana de ayer cuando trataban de cruzar el Estrecho y que fueron desembarcadas en el puerto tarifeño. La saturación de dependencias policiales y Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), tras el rescate de cientos de inmigrantes en las últimas horas, llevó al Gobierno a pedir al Ayuntamiento de Tarifa que abriera el polideportivo La Marina para convertirlo en el cuartel general desde el que dirigir la complicada operación.

El Ayuntamiento, junto a los efectivos de seguridad activados en la zona, respondía así al protocolo establecido ante incidencias de estas características. Cruz Roja, Guardia Civil, Policía Nacional, la Guardia Europea de Fronteras y Costas Frontex trabajan sin descanso para que nada falte en la zona, desde el propio descanso y avituallamiento a la seguridad y atención de las cerca de 500 personas recibidas inicialmente.

Esta situación ya se vivió en el verano de 2014, cuando el Ayuntamiento de Tarifa tuvo que acondicionar el pabellón para albergar a más de 1.200 inmigrantes que llegaron en unas 48 horas a las costas tarifeñas.

Desde el pasado viernes y al cierre de esta edición Salvamento Marítimo había rescatado a 986 personas -cuatro de ellas fallecidas- que viajaban en 69 pateras localizadas en aguas del Estrecho de Gibraltar o el Mar de Alborán. Ayer fueron rescatadas en el Estrecho de Gibraltar 36 personas, de las que 27 fueron trasladadas a Algeciras y nueve a Tarifa.

El alcalde tarifeño, Francisco Ruiz, recordó que este aluvión de pateras ya había sido avisado por varias ONGs. "Hace meses que sabíamos que esto podía pasar", subrayó en referencia a asociaciones como Acnur o Save the Children, que en función de los movimientos migratorios analizados por sus expertos en el norte de Marruecos habían advertido los masivos intentos de cruce.

"Nosotros, como Ayuntamiento, hacemos lo que nos pide el Gobierno, pero también lo que nos demanda la ciudadanía, que nos reclama que seamos solidarios al máximo", explicó el regidor, que narró que la medida de habilitar el pabellón fue adoptada "ya que se avecinaba una noche muy complicada y (los migrantes) habrían tenido que pasar toda la noche a la intemperie, por lo que decidimos buscarles un sitio seguro y confortable".

Ruiz anunció la convocatoria de un minuto de silencio mañana, 18 de junio, a las 9:00 en la plaza de Santa María, para llamar la atención sobre las vidas que la inmigración se ha cobrado en las dos últimas jornadas en dicho municipio cuando viajaban en pateras en aguas del Estrecho de Gibraltar.

El alojamiento, manifestó el alcalde, es "una medida transitoria". "Así nos lo hace llegar la Policía, que está procediendo a las correspondientes filiaciones" para determinar si los inmigrantes serán internados en un CIE o puestos en libertad pasadas 72 horas. En la mañana de ayer ya salió un primer autobús descongestionando el pabellón, con migrantes que han sido trasladados a dependencias policiales de otras localidades, caso de Jerez o Cádiz.

La capital gaditana abrió sus brazos para atender a los migrantes llegados en los últimos días a la provincia. El lugar de acogida facilitado por el Ayuntamiento es el centro náutico Elcano, ubicado junto al puente José León de Carranza.

En concreto, a estas instalaciones deportivas llegaron la tarde del viernes, procedentes de las comisarías de varios puntos de la provincia, un total de 23 personas. Ninguna de ellas llegó a la provincia en la avalancha de pateras que se registró el viernes, sino que lo habían hecho en jornadas precedentes. Ya en Cádiz, Cruz Roja les da comida, ropa, utensilios para el aseo personal y un colchón en el que poder dormir. Además, se les facilita un billete de tren para que puedan desplazarse a otras ciudades de España en las que estos migrantes aseguran tener familias o amigos.

Algunas de estas 23 personas salieron ya de Cádiz durante la jornada de ayer y hoy está previsto que lo haga el resto. Y en paralelo, a última hora de la tarde de ayer llegaron en un autobús a estas mismas instalaciones del centro Elcano 22 mujeres y niños, a los que también dispensó Cruz Roja comida y ropa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios