Sociedad

Fallece una mujer de 60 años en Madrid apuñalada por uno de sus hijos

  • El presunto autor del parricidio había perdido su trabajo hace dos meses

El hombre que supuestamente mató ayer a su madre en una vivienda del distrito madrileño de Barajas perdió su empleo hace dos meses y vivía en la misma finca de la víctima, en concreto en el piso inmediatamente superior.

María Isabel M.S., de sesenta años, falleció de una puñalada en el tórax propinada por José Antonio B.M., de 33 años, uno de sus tres hijos.

Un familiar explicó que en la finca viven los tres hijos de María Isabel, que habitaba en la primera planta con el hijo más pequeño. El supuesto parricida vivía en el segundo y otra hija en otra planta del edificio, una construcción reciente de cuatro alturas.

El presunto autor trabajaba hasta hace dos meses en el servicio de mantenimiento de una cadena de televisión de ámbito estatal, no se le conocía pareja y no consumía drogas, según su familiar.

El quiosquero Javier Álvarez conoce a la familia desde hace años y ayer recordaba que se trata de personas "humildes" a las que hace unos diez años les cambió la vida al tocarles un premio en la lotería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios