Sociedad

Fernando Simón niega que se esté en una segunda ola de Covid

  • El director del Centro de Coordinación de Emergencias sostiene que se detectan muchos más casos, por lo que no se puede comparar la situación con la de abril y mayo

  • La mayor parte de los casos se deben a fiestas sociales y particulares, pero los brotes asociados a ocio nocturno son los más descontrolados

  • "Hay que llegar a septiembre con el menor grado de transmisión comunitaria", indica

Fernando Simón, antes de la rueda de prensa de este jueves. Fernando Simón, antes de la rueda de prensa de este jueves.

Fernando Simón, antes de la rueda de prensa de este jueves. / Jesús Hellín/EFE

El Ministerio de Sanidad ha comunicado este jueves 1.683 nuevos casos de Covid, España tiene activos 580 brotes, pero el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas, Fernando Simón, entiende que no se puede afirmar que estemos en una segunda ola de la pandemia. Simón ha contestado, así, a la consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, que había asegurado por la mañana que su comunidad se enfrentaba a una "segunda ola epidemiológica".

El argumento que da Simón es que no se puede afirmar que haya una segunda ola -término sobre el que, no obstante, admite que hay dudas semánticas- hasta que haya una "transmisión descontrolada no asociada a brotes". Según Simón, la diferencia que marca lo que está ocurriendo ahora en España con lo vivido de marzo a mayo es que se detecta mediante pruebas un alto porcentaje de los casos reales, de entre el 60% y el 70%, mientras que en esos meses apenas se llegaba al 10%. Prueba de ello es que la mitad de los positivos detectados son asintomáticos y que la letalidad está en torno al 0,6%.

Las cifras de contagio van en aumento día tras día. Andalucía ha comunicado este jueves 160 casos, 11 más que Cataluña, aunque lo más grave se está dando en Aragón y en Madrid. Aragón reportó 329 positivos y Madrid, 310. En total, en los últimos siete días hay 19.405 positivos, aunque sólo son 2.813 los que presentan síntomas en ese período. Esto es lo que marca la diferencia respecto a los meses de primavera.

Para Simón lo importante es que se reduzca el número de casos antes de septiembre, porque la vuelta al colegio y a los lugares de trabajo acarrean mayor riesgo de transmisión. Por tanto, no estamos en los meses de mayor movilidad y sociabilidad. 

Los hospitalizados también están creciendo de modo preocupante -673 en una semana-, pero Simón ha asegurado, de modo taxativo, que "no hay ningún hospital en riesgo de colapso". "Tenemos una capacidad de asistencia muy alta", ha indicado. La edad media de las personas enfermas es de 40 años en el caso de los hombres y de 43, en el de las mujeres. Y la mediana de los fallecidos es de 83 años, lo que significa que más de la mitad de estas personas superaban esa edad.

Fernando Simón ha explicado que los modos donde las personas se están infectando son en trabajos asociados con recolección por parte de temporeros; las fiestas familiares y privadas, y la actividad asociada al ocio nocturno. Los brotes de los temporeros están bajando, no así las de fiestas. Sin embargo, y aunque sean menos, preocupa bastante el asociado al ocio nocturno, porque el número de infectado por foco es mucho mayor. Hay 46 brotes relacionados con el ocio nocturno, pero lleva asociados 1.500 casos.

  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios