Magrudis

La Fiscalía pide que el dueño de Magrudis y su hijo sigan en prisión

Destaca la "gravedad de los hechos" que se le imputan, que podrían conllevar penas de hasta ocho años de prisión, el riesgo de fuga de los investigados, y la posibilidad de que destruyan pruebas porque la investigación sigue actualmente en curso. Considera asimismo que hay "riesgo de reiteración delictiva", puesto que como profesional del sector "tenía la obligación de conocer los protocolos de actuación" legalmente establecidos y los reglamentos de seguridad alimentaria.

La juez investiga la "trama" societaria de Magrudis por posible alzamiento de bienes

Dice la juez que el propietario, José Antonio Marín, ha tenido cinco empresas registradas que han obtenido "grandes beneficios económicos" y que se creó una "ingeniería mercantil" para prever los "posibles problemas que puedan sobrevenir en el funcionamiento empresarial, tanto a nivel económico como sanitario". Solicita información de diez empresas y nueve personas, entre ellas familiares, que pudieran estar realizando "labores de testaferro".

La defensa de Magrudis alega que hay una "culpa in vigilando" de las administraciones

El abogado Hilario Aranda, que representa al padre y a los dos hijos investigados, sostiene que "no hay posibilidad" de que el positivo en listeria detectado en febrero sea el mismo que el registrado en julio. Considera que la situación vivida con este brote "volverá a repetirse si el sistema no cambia" porque el autocontrol es un modelo "carente de garantías".

La juez envía a prisión al dueño de Magrudis y a su hijo Sandro José

La Fiscalía ha pedido la prisión para ambos por delitos contra la salud pública, tres delitos de homicidio por imprudencia, al menos dos delitos de aborto, y numerosos delitos de lesiones. La instructora ha dejado en libertad con cargos, aunque con la obligación de comparecer los días 11 y 25 de cada mes al otro hijo, Mario Marín.