xerez c-cd cabecense

Sin árbitro no hay fútbol

  • El colegiado no se presenta en La Granja al creer que el encuentro estaba suspendido y el Deportivo se niega a jugar con el gaditano José Caucelo

Todo es posible en Jerez. Compuestos y sin fútbol. El partido, correspondiente a la 29ª jornada de Liga del Grupo X de Tercera División, que debía haberse disputado ayer en La Granja entre Xerez y Cabecense no se celebró. ¿El motivo? La incomparecencia del árbitro cordobés Cadenas Llano-Delgado por una falta de entendimiento con el horario del partido.

En principio, la Federación Andaluza se equivocó al comunicar al Colegio de Árbitros la hora del encuentro (12:00) aunque luego rectificó (16:30). El Colegio de Árbitros remitió un correo a Cadenas con el primer horario pero poco después le envió un segundo corrigiendo el primero y notificándole el cambio. Ahí nace el error. El trencilla entendió que el choque quedaba suspendido y, claro, no se presentó.

Todo estaba preparado en La Granja para un partido que había despertado mucho interés entre los aficionados por el paso al lado que ha dado Ricardo García pero, al final, nada de nada.

Los dos equipos llegaron puntuales a las instalaciones deportivas y hasta llevaron a cabo el calentamiento pese a que el árbitro no había aparecido, cuando la normativa dice que debe estar en el campo una hora antes. En principio, las alarmas no se dispararon y todos pensaron en un simple retraso por un problema en el desplazamiento de Córdoba a Jerez por carretera.

A falta de veinte minutos, Francisco Barea López, delegado del Xerez, comenzó a realizar gestiones para conocer los motivos por los que el árbitro no se había presentado. Tras varias llamadas telefónicas fue informado de lo que sucedía. José Antonio Pastor Paredes, delegado provincial de árbitros, fue el encargado de aclararle la situación. El árbitro designado no se iba a presentar pero para sustituirle le enviaban al gaditano José Caucelo, de Segunda B, siempre y cuando los dos contendientes estuviesen de acuerdo.

El Deportivo, acogiéndose a los apartados 4 y 5 del artículo de 12 del Libro II de la organización arbitral se negaba a disputar el choque, aunque el Cabecense sí quería hacerlo. Si lógica era la postura azulina negándose a jugar, puesto que llegaba al partido con numerosas bajas -quince fichas presentó en el acta-, también era lógica la decisión firme de los sevillanos de querer hacerlo, aunque no lo tenían tan claro antes de conocer que el sustituto de Cadenas sería un trencilla de la provincia y sí lo tuvieron al saber que sería el gaditano José Caucelo.

Poco antes de las cinco de la tarde, Caucelo, que se encontraba en El Cuervo almorzando porque venía de arbitrar como asistente el Lora-Atlético Espeleño de Primera Andaluza, se presentaba en La Granja acompañado de sus dos ayudantes.

Llegó, vio pero no pitó ante la negativa del Xerez. Levantó acta y se marchó pasadas las seis de la tarde de unas instalaciones ya totalmente desiertas.

La normativa ampara al Xerez. Concretamente, los apartados 4 y 5 del artículo 12 del Libro II de la organización arbitral lo explican. El punto 4 dice que "el equipo arbitral designado para un encuentro de fútbol estará formado por un colegiado de la categoría a la que corresponde el encuentro (Tercera División) y auxiliado por asistentes de la categoría que se determine reglamentariamente.

El CTAAF podrá autorizar el nombramiento de árbitros asistentes de inferior categoría en otra superior cuando razones de necesidad así lo aconsejen".

Mientras, el punto 5 refleja: "En las categorías de Tercera y Primera Andaluza los componentes del trío arbitral se nombrarán de entre colegios adscritos a delegaciones diferentes de las de la provincia a la que pertenezcan los clubes contendientes, con excepción de la segunda categoría citada -Primera Andaluza-, cuyos componentes sí que podrán ser de la misma provincia de los dos clubes contendientes".

Por parte del Xerez, Barea López fue el encargado de aclarar todo lo sucedido con el trío arbitral y de explicar los motivos que habían conducido al Deportivo a adoptar la medida de no jugar.

El delegado xerecista, en un primer momento, aclaró que "gracias a Dios, al colegiado no le ha sucedido nada afortunadamente. Todo se ha debido a un error en la comunicación del horario por parte de la Federación. Le enviaron un correo comunicándole que el partido era a las doce, otro luego revocando el primero y el interpretó que el partido se había suspendido. Hemos realizado gestiones y nos han mandado un árbitro de la misma provincia de uno de los dos equipos que vamos a jugar el choque y, según la normativa vigente, eso sólo es así con el consentimiento de los dos equipos. Ellos se están jugando la liguilla, nosotros la permanencia y nos han mandado a un árbitro de Cádiz que estaba comiendo en El Cuervo porque venía de pitar como asistente en Lora del Río. Nos ha parecido un poco improcedente, dada la trascendencia del partido, que nos pitase un colegiado de Cádiz. No queríamos problemas de ningún tipo y nos hemos ajustado a lo que dice la normativa, queremos un árbitro de distinta provincia. Estamos en nuestro derecho de no jugar el partido".

Ahora, ambos conjuntos se tendrán que poner de acuerdo para encontrar una nueva fecha al para disputar este enfrentamiento y si no hay acuerdo, tendrá que ser la Andaluza la que fije el día y la hora del partido. "No hemos mirado nada todavía pero lo normal es que lleguemos a un acuerdo en cuanto estudiemos las fechas libres del calendario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios