Pepe Masegosa | Entrendor del Xerez DFC "Confundir exigencia con crispación nos puede llevar a no conseguir los objetivos"

  • El técnico azulino considera desmesuradas algunas críticas y reclama tranquilidad para recuperar la estabilidad y la confianza

  • “Desde que empatamos con el Xerez CD, el ambiente ha cambiado y la diferencia de puntos con los conjuntos que están arriba es salvable”, subraya

Masegosa, técnico del XDFC, no entiende las críticas desmesuradas de una parte de la afición. Masegosa, técnico del XDFC, no entiende las críticas desmesuradas de una parte de la afición.

Masegosa, técnico del XDFC, no entiende las críticas desmesuradas de una parte de la afición.

Pepe Masegosa, entrenador del Xerez DFC, rompió ayer una lanza en favor de su equipo y de su trabajo. El preparador azulino reclamó tranquilidad por los resultados porque, bajo su punto de vista, falta mucha Liga y la diferencia de puntos con los primeros clasificados es salvable y cree que no se puede confundir nivel de exigencia con crispación porque eso puede impedir que el club consiga los objetivos marcados, igual que le sucedió cuando no ascendió en la campaña 16/17.

–¿Cómo se plantea el último partido del año en Chapín frente al Écija tras los últimos resultados de su equipo?

–El objetivo fundamental del Xerez DFC desde que empezó a trabajar el 15 de julio no es otro que ganar partidos. El más próximo es este y hay que sacarlo adelante. Es nuestra máxima y hay veces que se puede cumplir y otras no porque hay condicionantes. Queremos cerrar el año en casa ante nuestra afición con buen sabor de boca y a ver si somos capaces de conseguirlo.

–El Écija entraba al inicio de Liga en todas las quinielas paras estar arriba y no está cumpliendo las expectativas, ¿teme que en Chapín saque a relucir todo su potencial?

–Creo que ese Écija que todo el mundo esperaba ya ha salido, ha ganado en campos complicados. Lo que pasa es que esto es muy difícil. Salir con unas expectativas tan altas conduce a que el día a día sea muy difícil. Es un espejo en el que nosotros también nos podríamos mirar, no sólo tenemos que mirarnos en el espejo de los equipos que lleva muchos puntos. También está ahí la gente que tiene unas expectativas que después no cumple.

–¿Qué ha querido decir con eso del espejo del Écija?

–Pues que es un equipo que estaba llamado a estar entre los cuatro primeros y no lo está. Normalmente, nos comparamos con la gente que lo está haciendo bien, con el Córdoba B, con equipos que están arriba desde el principio y también hay otros conjuntos que tiene las mismas exigencias que nosotros y que al final no sabe gestionar bien esas exigencias y no está arriba, le pasa mucha factura. Nosotros miramos siempre la botella medio vacía y hay que hacer una reflexión. Hay equipos con un potencial importante, con jugadores buenos, como es el caso del Écija, que está sufriendo las consecuencias de esa necesidad, que es la que tenemos nosotros. A eso es a lo que me refiero.

"El Ceuta tenía la campaña pasada una desventaja de quince puntos y le peleó el liderato al Cádiz"

–Tras el empate en Los Barrios en el descuento, ¿qué es lo que más le preocupa de este próximo encuentro?

–El empate fue duro pero eso es que puede pasar en el fútbol. También empatamos nosotros en el último minuto en Puente Genil. Tenemos una plantilla capacitada para pelear pero he visto una semana con muchas opiniones, con muchas exigencias. Eso lo entiendo, lo que no puede haber es crispación y, a veces, se confunden los términos. Eso puede llevar a este equipo a no conseguir los objetivos claros. Creo que deberíamos llevar tres o cuatro puntos más y si eso no es así es porque desde el 15 de julio hasta aquí no he acertado con mis decisiones. Soy el máximo responsable de no conseguir los objetivos pero tenemos que tener los pies en el suelo.

–¿Cómo puede argumentar ese planteamiento?

–A mí se me plantea la pasada temporada un contrato de larga duración para sentar las bases del proyecto y estoy dentro de esos objetivos. Necesitamos encajar bien todos los reveses que se puedan dar, como un gol en el minuto 95, la necesidad de ganar el domingo o las bajas que podemos tener un domingo concreto. Lo que quiero decir es que necesitamos un ambiente de exigencia pero no un ambiente de crispación. En esta semana eso se está notando un poco más porque los equipos que están por encima se nos están marchando a una distancia de cinco o siete puntos, una distancia muy muy salvable.

–¿Desde cuándo nota ese ambiente de crispación?

–Lo noto desde el partido con el Xerez CD y no sé si por la racha de empates porque si con esos empates estuviésemos entre los cuatro primeros, este ambiente no existiría. Creo que la gente piensa que hay un número insalvable de puntos y es algo que quiero dejar claro, los puntos en esta categoría no son insalvables.

–¿Considera entonces la desventaja que llevan en estos momentos superable?

–Si comparamos, por ejemplo, lo que hizo el Sanluqueño la pasada temporada y cómo estamos nosotros ahora ya esta claro. El Sanluqueño fue el único que ascendió pero hay algo más significativo, que refleja como es la categoría. El Ceuta estaba quinto a quince puntos de arriba y al final es el que le pelea el campeonato al Cádiz B en la última jornada. ¿Qué quiero decir con esto? No estoy diciendo que nosotros podamos ser ni como el Sanluqueño ni como el Ceuta, lo que quiero decir es que estamos en disposición de hacerlo y sí digo que estamos en números de hacerlo. Otra cosa es estar a treinta puntos cuando quedan veinte, es que quedan setenta puntos y tenemos que recortar siete. La crispación existe porque no estamos entre los cuatro primeros, por eso existe esa desconfianza.

–¿...?

–Este club desde su existencia tiene dos momentos claves, uno el día de su nacimiento y otro el día después de no conseguir su objetivo deportivo con el ascenso a División de Honor, que es cuando llego yo. Tenemos que seguir un poco en la línea de estabilidad y en la línea de confianza. Veo clave la temporada del año pasado, tan clave que ahí sí entendía la necesidad de ascender y lo logramos el 20 de febrero cuando le ganamos al Pozoblanco. Esta campaña no tanto, hay que tener los pies en el suelo y no llevar esa exigencia a nivel de crispación porque entonces la plantilla puede acusarlo. Seguro que la plantilla que no logró el ascenso a División de Honor el primer año estaba capacitada para estar entre los cuatro primeros pero esa crispación lo mismo la condujo a no conseguir los puntos necesarios. Eso es lo que no quiero que suceda ahora, que exista ahora ese oleaje.

"Hay una minoría que pide hasta mi cese y no es ni consciente de lo que habla, no genera empatía"

–¿Se está siendo justo con usted en estos momentos en los que habla de crispación?

–La junta directiva, sí, creo que el director deportivo , sí, una gran parte de la afición, sí y creo que hay una minoría que no. Existe una minoría que pide hasta mi cese y todo y creo que esa gente no es ni consciente de lo que está hablando, no genera empatía. Si vengo a un proyecto a División de Honor, aunque mi currículum es corto después de estar en categorías superiores, es porque le veo mucho futuro al club pero gente con menos currículum que yo ese proyecto no lo cogió.

–¿Su trabajo no se está valorando lo suficiente?

–Arriesgué mucho viniendo aquí en División de Honor porque creo en el proyecto deportivo, porque creo en la afición, porque creo que se va a tirar hacia arriba... Por lo tanto, a las primeras de cambio, pedir un poco que me vaya o tal no me parece ni de sentido común. Arriesgo todo mi proyecto deportivo y ahora que ni siquiera hay un fracaso deportivo estrepitoso se pida mi salida... No lo entiendo, esa parte no la entiendo, lo que sí entiendo es que se me pida que el equipo juegue bien, que el equipo tenga puntos, que peleemos cada partido... Esa es la diferencia entre exigencia y crispación. No es lo mismo decir, oye míster el equipo tiene que jugar mejor o el equipo tiene que ganar partidos que oye míster, váyase ya que eres muy malo.

–El equipo llega a la cita frente a los astigitanos con dudas y bajas importantes, ¿le preocupa este tema?

–Me preocupan las bajas porque se nos han acumulado bastante y las dudas, igual también generan incertidumbre. Aunque igual podemos recuperar a Regino y Colorado, lo mismo a lo largo del partido tenemos algún tipo de problemas con ellos. Ahí tengo dudas, no sé si arriesgar de inicio con ellos o si esperar a apostar por otros. Vamos a esperar hasta última hora para ver qué es lo que hay.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios