Hace unas semanas la Fiscal Antidroga de la Audiencia Provincial de Cádiz señalaba, entre las causas de la escalada de violencia en el Campo de Gibraltar, la "sensación de impunidad" que tienen los narcotraficantes debido a la tardanza con la que son juzgados y condenados por la falta de medios. Esta sensación de impunidad se ve alimentada por la posición de superioridad con la que actúan las mafias dedicadas a la droga con medios de transporte y tecnología de última generación para burlar la vigilancia de unos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad que se encuentran en clara situación de desventaja cuando se habla de recursos.

El colapso de los Juzgados en la provincia de Sevilla, que bien podría trasladarse al resto de la comunidad, con prescripción incluso de delitos por el paso del tiempo ha sido también titular estos días por la "sensación de impunidad" que sienten los delincuentes por el mismo motivo. Impunidad ha sido también la palabra utilizada por algunos sindicatos en relación con las tres agresiones que en menos de dos semanas se han producido en el Hospital de Jerez, situación que no es ajena al resto de los centros de salud y hospitalarios de la provincia y del país.

El Diccionario de la RAE es claro a la hora definir la palabra impunidad: "Sin castigo". Fácil de entender. El problema es que últimamente este vocablo sale a relucir más de la cuenta en los medios de comunicación. La falta de medios materiales y humanos ya sea al hablar de Seguridad, Sanidad, Justicia o Educación, está teniendo sus efectos directos en la sociedad. Esta maldita palabra, cuando se alude a hechos delictivos, es quizás una de las peores herencias que nos han dejado la crisis al recortar en servicios básicos, mientras la administración paralela ha permanecido intacta, por no hablar de la corrupción. Desgraciadamente, parece que el esfuerzo y sacrificio de los profesionales para suplir la falta de medios ya no es suficiente y, aunque nos duela escucharlo, "la sensación de impunidad" está ganando terreno en una democracia que hace ya tiempo que cumplió la mayoría de edad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios