Balance de los primeros siete meses

Andalucía realiza dos trasplantes al día

  • Aumenta el número de trasplantes pese al descenso de muertes por accidentes de tráfico · Pacientes jóvenes consiguen un riñón gracias a la donación cruzada.

El número de transplantes realizados en Andalucía entre los meses de enero y julio asciende a 420, 30 trasplantes más que los registrados durante el mismo período en 2010, consecuencia directa del aumento de transplantes de donantes fallecidos, que ha pasado de 155 a 174, así como del número de trasplantes de donante vivo (todos ellos de riñón), que ha pasado de 20 en 2010 a 31 en 2011, unas cifras "excelentes" y de las que "toda la sociedad andaluza se tiene que felicitar", según ha destacado el coordinador de trasplantes de Andalucía, Manuel Alonso.

Destaca el hecho de que aumente la edad del donante de órganos, cuya media se sitúa en los 58 años (frente a los 31 años en 1991). Este aumento en la edad del donante se debe principalmente a la disminución de muertes como consecuencia de traumatismos craneoencefálicos ocasionados por accidentes de tráfico, que se reduce al 3% en lo que llevamos de año.

El descenso de los fallecidos en accidentes de tráfico ha supuesto, sin embargo, un descenso de los donantes más jóvenes, por lo que pacientes igualmente jóvenes en lista de espera ven reducidas sus oportunidades para recibir un trasplante, especialmente en los casos de trasplante renal. De ahí que se haya potenciado la donación de órganos de donantes vivos, con escasos riesgos para el que dona y con una supervivencia más alta que el trasplante de riñón de donante fallecido.

Desde 2007 se han realizado en Andalucía un total de 157 trasplantes de donante vivo, 31 de ellos en lo que va de año, una práctica al alza que prevé llegar hasta los 50 trasplantes para final de año, lo que supondría 12% del total de los trasplantes renales realizados en la comunidad autónoma. Sin embargo este porcentaje sigue siendo bajo si lo comparamos con la Unión Europea o Estados Unidos, donde los trasplantes renales de donante vivo alcanzan el 17% y el 37% del total, respectivamente.

Algunas de las prácticas que han permitido el aumento en los trasplantes renales de donante vivo han sido el trasplante cruzado, es decir, una donación cruzada entre aquellas parejas -donante y receptor- incompatibles entre sí pero compatibles con otras parejas que tienen el mismo problema, así como el donante altruista, una persona que dona en vida un riñón de forma anónima tanto a pacientes en lista de espera de donante fallecido como de donación cruzada.

"La cadena se inicia con una donación renal anónima al receptor de una pareja. A su vez, el donante esta primera pareja dona su riñón al receptor de una segunda, y así sucesivamente hasta agotar las posibilidades de intercambio. El donante de la última pareja da su riñón a un receptor de la lista de espera de donante fallecido", ha explicado el doctor Antonio Osuna, del hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se han practicado 11 de los 31 trasplantes renales de donante vivo en lo que va de año en Andalucía y tres de los cinco trasplantes cruzados realizados en España.

Pese a estos buenos resultados, Alonso ha recordado que aún hay 878 pacientes en Andalucía en lista de espera para recibir un órgano, la gran mayoría de ellos, 631 enfermos, en lista de espera para un trasplante de riñón

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios