Andalucía

La Junta impugnará las cuentas de 2017 por incumplir el Estatuto de Autonomía

  • El Gobierno andaluz denuncia que la región recibirá 390 millones de euros menos de lo que le corresponde por su población

  • Montero considera que la recaudación prevista "no es creíble"

La Junta impugnará las cuentas de 2017 por incumplir el Estatuto de Autonomía La Junta impugnará las cuentas de 2017 por incumplir el Estatuto de Autonomía

La Junta impugnará las cuentas de 2017 por incumplir el Estatuto de Autonomía

La Junta de Andalucía se plantea impugnar los Presupuestos Generales del Estado de este año si no se eleva la inversión prevista en el proyecto de ley entregado el pasado martes al Congreso de los Diputados por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montero. Las cuentas de 2017 destinan 1.157 millones para la comunidad, el 13,5% del total de la inversión territorializada, lo que supone "incumplir el Estatuto de Autonomía", según denunció ayer la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero.

"Es una barbaridad. Y el Gobierno de España ni siquiera se ha molestado en disimular el castigo hacia Andalucía", agregó la titular de Hacienda, que criticó a los dirigentes del PP andaluz por "intentar justificar lo injustificable". "La inversión cae un 36% respecto al año pasado, y un 62% respecto al último presupuesto aprobado por el Partido Socialista", sostuvo María Jesús Montero, que señaló que la impugnación de las cuentas corresponde a los servicios jurídicos de la Junta y dependerá de si el proyecto de ley recibe modificaciones a lo largo de su trámite parlamentario.

La Disposición Adicional Tercera del Estatuto estipula que "la inversión destinada a Andalucía será equivalente al peso de la población andaluza sobre el conjunto del Estado para un período de siete años". La Junta calcula que el proyecto de presupuestos debería contemplar 390 millones extra para que la inversión del Estado alcance el 18%, que le correspondería por su demografía. Es más, la inversión media por habitante en la región se sitúa en 137,7 euros frente al promedio nacional de 184 euros. Sin embargo, 2017 no sería el primer ejercicio en el que se vulnera el Estatuto. La Consejería de Hacienda cifra en 2.298 millones el volumen pendiente de invertir por el periodo 2008-2014. Para la titular de Hacienda, las cuentas "siguen sin dibujar una recuperación justa y llegan tarde y mal". "Ponen de manifiesto el uso partidista por parte de Rajoy. Antes de las elecciones hicieron unos presupuestos inflados para hacer grandes anuncios en campaña y luego tuvieron que dar un cerrojazo al gasto. Ahora nos toca pagar los platos rotos de ese oportunismo electoral", resaltó Montero.

El Gobierno andaluz considera "poco creíbles" las previsiones de ingresos, que recogen un incremento del 7% por la mejora de la recaudación de impuestos. "Creo que el señor Montoro ha pensado más en Bruselas que en la gente", señaló la consejera de Hacienda. La Junta descarta modificaciones en su propio presupuesto tras conocer el proyecto de las cuentas del Estado. El Gobierno andaluz dio por descontado que la administración central "de nuevo no va a pagar las prestaciones de dependencia", y que el Fondo de Compensación Interterritorial seguiría congelado. Montero espera que el próximo anuncio de las entregas a cuenta a las comunidades autónomas "venga acompañado de una flexibilización de la regla de gasto". Pese a la mejora de la recaudación del Estado, la máxima cuantía que Andalucía puede gastar este año asciende a 444 millones, cantidad que ya viene recogida en las cuentas regionales aprobadas en diciembre, ya que el resto debe ir destinado al pago de la deuda en cumplimiento de la regla de gasto.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, señaló que la inversión recogida en los presupuestos supone un "escándalo y una tomadura de pelo". Díaz criticó al Gobierno de Rajoy pretender "dar gato por liebre" y le exigió una "rectificación" y que "pida disculpas". "Mucho están tardando" , recalcó Díaz, quien insistió en que cuanto más se conoce del presupuesto más se constata un "atropello a Andalucía que no tiene ninguna justificación". La presidenta también expresó su preocupación por el "un agujero en el fondo de reserva de la Seguridad Social, en la caja de las pensiones". "Mala gestión, atropello a Andalucía y poniendo en peligro los servicios públicos, el mantenimiento del estado del bienestar y nuestra caja de la Seguridad Social", ha resumido Díaz, para quien lo que se ha hecho con Andalucía "no tiene nombre", sobre todo, porque esta comunidad "está cumpliendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios