Andalucía

De desecho a 'medicamento humano'

  • Las células madre que contiene la sangre de cordón umbilical pueden regenerar la médula ósea

Los franceses fueron los pioneros en usar las células madre procedente de la sangre del cordón umbilical para curar a enfermos. Ellos hicieron primer trasplante del mundo en 1988. Fue entonces cuando dejó de ser un desecho y se convirtió en un fármaco humano porque se descubrió que esa sangre era rica en células madre capaces de regenerar una médula ósea.

El proceso es duro para el paciente, pero en muchos casos es la única alternativa para sobrevivir. Primero, el enfermo debe someterse a quimioterapia para matarle sus células malignas y evitar que las suyas rechacen el trasplante. Los hematólogos dejan la médula del paciente prácticamente a cero. Entonces, como si fuera una transfusión, se le administran las células madre procedentes de un cordón umbilical donado. El ese momento el enfermo es vulnerable a la más mínima infección porque carece de defensas. Por ello, debe hospitalizarse en cámaras de aislamiento durante algo más de un mes. En ese periodo, las células madre deben hacer su trabajo. Si el trasplante es un éxito, se genera una nueva médula. Luego, el paciente tiene una larga recuperación por delante ya que debe volver a desarrollar su sistema inmunológico.

Esta opción terapéutica es más lenta que el trasplante de médula ósea porque las células madre tienen que fabricarla. Sin embargo, tiene más ventajas. La primera es que suma una alternativa de tratamiento que antes no existía. La segunda es que la disponibilidad de sangre de cordón es inmediata porque está almacenada y lista para su uso (cuando la donación es de médula ósea son necesarios estudios previos del donante que demoran el trasplante en torno a un mes). La tercera, que como las células madre son más inmaduras permiten un cierto margen de incompatibilidad entre el donante y el receptor (si el trasplante es de médula ósea, la compatibilidad debe ser del 100%). Y la cuarta, es que la donación del cordón es indolora, mientras que la de médula supone alguna molestia para el donante. Por eso, el trasplante de células madre de cordón umbilical le está ganando terreno al de médula.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios