Andalucía

La marcha del presidente deja a su contrincante un difícil futuro

  • Arenas siempre creyó que si él no se presentaba, Chaves tampoco lo haría: ¿Y ahora qué?

Los últimos barómetros publicados por el Grupo Joly tanto en otoño de 2008 como el pasado 28 de febrero indicaban que más de la mitad de los andaluces opinaban que tanto Manuel Chaves, en el Gobierno, como Javier Arenas, en la oposición, llevaban demasiado tiempo al frente de sus partidos y que era necesario una renovación en ambos casos. Chaves, en efecto, gobernaba desde 1990, pero Javier Arenas había perdido las elecciones autonómicas en tres ocasiones. Los dos parecían un tanto quemados ante la opinión pública. Por estar demasiado vistos. De hecho, Arenas siempre creyó que Manuel Chaves no volvería a presentarse en las elecciones autonómicas de 2012 si él renunciaba. ¿Y ahora qué? En cierto sentido, la decisión de Rodríguez Zapatero deja al PP andaluz un tanto descolocado, Arenas sigue siendo casi la única figura con la que cuenta este partido, pero la marcha de su contrincante habitual hará que envejezca en términos electorales. Arenas es más joven que Griñán, pero está mucho más visto que él. Aún es pronto para saber, además, si la idea del PSOE pasa por mantener a José Antonio Griñán en las elecciones de 2012 o afrontarlas con un candidato más joven. El PP pidió tiempo ayer para valorar la salida del presidente, hasta que se confirmara oficialmente, pero este partido, a su vez, deberá hacer un examen de su nueva situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios