Macrocausa de Invercaria

La ex presidenta de Invercaria niega que ordenase fabricar los expedientes

  • Laura Gómiz reconoce que había "fases o procesos" para realizar las inversiones pero "no un manual de procedimiento"

La ex presidenta de Invercaria Laura Gómiz, con su abogado, Adolfo Cuéllar, llega a la Audiencia. La ex presidenta de Invercaria Laura Gómiz, con su abogado, Adolfo Cuéllar, llega a la Audiencia.

La ex presidenta de Invercaria Laura Gómiz, con su abogado, Adolfo Cuéllar, llega a la Audiencia. / Juan Carlos Vázquez.

La ex presidenta de Invercaria Laura Gómiz ha rechazado las manifestaciones del denunciante del caso y ex director de Promoción Cristóbal Cantos respecto a que le ordenaran "fabricar" con posterioridad los expedientes de los préstamos que concedía la sociedad de capital riesgo. Gómiz ha declarado este miércoles como testigo en el primer juicio de Invercaria, donde se investiga un préstamo de 100.000 euros a la empresa Aceitunas Tatis, y ha rechazado de plano las acusaciones de Cristóbal Cantos, quien la denunció por graves coacciones y la sentencia le dio la razón a Gómiz.

En su declaración en el juicio, Laura Gómiz ha afirmado que no le ordenó fabricar expedientes, sino que "rellenara los datos" que se incluían en la nueva herramienta informática que se implantó en la empresa, denominada Trewa, con la idea de recopilar "todos lo datos posibles" de los proyectos de inversión que había en Invercaria y "hacer un seguimiento" de los mismos. Cristóbal Cantos planteó "reparos" a esa orden, pero ella entendía que era un "trabajo necesario y se acabó haciendo". 

La testigo, que está investigada en otras dos piezas de Invercaria, ha señalado sobre la "famosa grabación" que Cantos aportó en su denuncia que en la misma se le dice que van a hacer una "recopilación de la información".

El fiscal delegado de Anticorrupción Fernando Soto le ha preguntado sobre una de las claves de este juicio y de la macrocausa de Invercaria, si existía un manual de procedimiento para hacer las inversiones, y Laura Gómiz ha afirmado que había "fases o procesos", como la "captación, análisis, formalización y seguimiento" pero "no un manual de procedimiento"

Sobre si ese manual no era en realidad el denominado plan director de Invercaria de 2005 a 2008, que fue aprobado en la segunda sesión del consejo de administración de la sociedad, la testigo ha aseverado que "nadie le habló" de este plan director a su llegada a la empresa en marzo de 2009, y por eso a su llegada realizó un análisis de la situación porque en la empresa faltaba mejorar los procesos, e incluso se ha referido a un documento en el que apostaba, entre otros aspectos, por establecer unos "criterios claros y objetivos para las inversiones", con la idea de mejorar la eficacia de la empresa.

Lo que sí ha reconocido Laura Gómiz es que en Invercaria había una "documentación nefasta" y había un "descaraje" a la hora de archivar la documentación, de ahí la necesidad de mejorar los procedimientos con la aplicación Trewa. 

Con anterioridad a la declaración de la ex presidenta de Invercaria, ha comparecido a través de una videoconferencia una trabajadora de la empresa Aceitunas Tatis, P. O., quien ha señalado que ella preparó personalmente una carta para solicitar el préstamo que le fue enviada por correo electrónico a Cristóbal Cantos, aunque no ha podido precisar la fecha de la misma, y ha añadido que hubo una reunión en Invercaria en la que participaron varios técnicos, entre ellos el propio Cantos, que según la testigo era "con el que más hablaba" aunque Cantos ha negado que hubiese analizado o tuviera participación en este proyecto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios