Deportes

Un Arcos sin identidad no puede pasar del empate

El Arcos sin Zúñiga no es lo mismo y ayer mostró su peor cara ante un buen Pastores, acabando el partido en un empate que puede considerarse como justo y gracias.

A los tres minutos Zurdito lanza una falta que se va fuera por milímetros -fue de lo más peligroso que hizo el Arcos en todo el partido-, con Tamarit impotente ante un lanzamiento casi perfecto. Pero el Pastores no fue a verlas venir y desde el inicio se producen los primeros acercamientos con peligro de los visitantes, y al minuto 8 Samu casi marca en un remate de cabeza culminando una buena combinación de toda la delantera visitante.

Apenas hubo ocasiones en un partido muy gris del Arcos, sin apenas jugadas de peligro ante un rival que se movió como pez en el agua en un terreno de juego irregular, sobre el que estuvo bastante más enchufado que los arcenses, que no hacían más que defenderse de los visitantes, agazapados en defensa pero llegando arriba con peligro.

El Arcos adolece de posesión de balón y cuando la tiene no es ni una sombra de sí mismo, y es que a los locales no les sienta bien el fútbol tosco pero práctico y aguerrido del Pastores, como ya le pasó en la primera vuelta. Un ejemplo: en el minuto 26, un disparo de Isaac se pierde por el banderín de córner y en el 35, Leñero tiene que salir fuera del área para evitar una ocasión visitante propiciada por una pérdida de Dorantes con Alvi Carrasco a punto de llegar al balón. El Pastores, vivo, fresco y disciplinado, puede dar un susto en cualquier momento. Si a eso se le suma que el Arcos anda torpe, impreciso y desorientado, hay muchas posibilidades de que caiga la tercera derrota en casa de la temporada, aunque en el minuto 41 Juan Jesús casi marca sin querer tras un centro de Ponce que se traga la zaga en el despeje y el balón rebota en el arcense, saliendo fuera por poco.

En la segunda mitad Gordillo da entrada a Lagares y Almendro en la izquierda buscando más agresividad, pero el Arcos -sin Zúñiga y con Zurdito bien marcado por Paco- no carbura y no tiene personalidad.

Y lo que es el fútbol: en el minuto 71 Isaac se saca de la chistera un chutazo maravilloso que se cuela por la escuadra. El golazo parecía desatascar al Arcos pero no hubo tiempo para disfrutar porque al minuto siguiente Julio Cabello aprovecha un rechace defectuoso de la defensa, Álvaro desvía el balón y Leñero no puede impedir el empate. De ahí al final, un cabezazo alto de Salva (82') y un disparo a media vuelta desde la frontal de Lagares que detiene con dificultades Tamarit (85'). No hubo más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios