Deportes

El DKV deja claro quién es el mejor

  • Los de Paterna ganan en Mérida y dan un paso decisivo para acabar primeros

Conocido es el dicho de que la venganza es un plato que se sirve frío, una apuesta que los pupilos del DKV Jerez consiguieron materializar cuando los colegiados de la cancha emeritense dictaron el final del partido con el resultado a favor de los jerezanos.

El partido prometía ser brillante y no defraudó a nadie. Más de 500 personas se dieron cita en el pabellón de Mérida para ver el duelo de los dos gallitos de la categoría. Los de Toa Paterna llegaban en uno de sus peores momentos al tener varios jugadores tocados y se enfrentaban a un rival que hasta ahora había sido el único capaz de profanar el casillero de derrotas de los de Jerez. El partido comenzó vibrante, Mérida ofrecía una apuesta muy buena en ataque mientras que los jerezanos superaban a su rival no sólo en ataque sino en defensa. Los jerezanos salieron a por todas y los dos equipos ofrecían un gran festival en la propuesta del baloncesto.

Si los jerezanos querían llevarse la victoria tenían que volver a sacar el principal arma de este equipo. La unión y la casta que atesoran los de Toa Paterna es superior a todo cuanto pueda haber y así fue. El tercer parcial fue un auténtico terror para los locales. Los jerezanos fueron a por todas y acribillaron en el aro y en el juego interior a un cuadro extremeño que veía impotente como DKV gozaba de sus aciertos.

La ventaja de diez puntos en el tercer parcial catapultó a los jerezanos a la victoria e hizo imposible el intento de remontada en el último cuarto de Mérida. Domingo Jiménez maravilló sobre la cancha en el último cuarto anotando en tan sólo un minutos 6 puntos. Finalmente el DKV Jerez consiguió una victoria de campeón que sirve para certificar casi con total seguridad el primer puesto de la tabla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios