fútbol selección

Enigmas desde la portería a la delantera

  • La alineación que presente Luis Enrique contra Inglaterra aclarará las ideas sobre el patrón del nuevo seleccionador

  • Las dudas sobre los elegidos afectan a todas las líneas

Luis Enrique sigue el entrenamiento de la selección desde la tarima montada al efecto en Las Rozas. Luis Enrique sigue el entrenamiento de la selección desde la tarima montada al efecto en Las Rozas.

Luis Enrique sigue el entrenamiento de la selección desde la tarima montada al efecto en Las Rozas. / rfef / efe

Luis Enrique inicia una nueva etapa como seleccionador español con varios enigmas que resolver y que afectan a cada una de las líneas del equipo nacional, pues van desde la portería hasta la confección de la delantera.

España jugará mañana ante Inglaterra su primer partido bajo el mando de su nuevo técnico, un momento apropiado para conocer qué esquema tiene preparado para el seleccionado. Manifestó que quiere jugar un 4-3-3, como ya hizo en el Barcelona. Pero es que entonces tenía tres delanteros estelares -Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez- que actualmente no encuentra en la delantera española.

En este sentido, y más allá de dibujos, Luis Enrique deberá resolver con qué futbolistas cuenta y no son pocas las dudas que atañen a cada línea.

PORTERÍA

David de Gea salió muy lastimado del último Mundial y su inicio de temporada con el Manchester United tampoco despejó las numerosas dudas que se ciernen sobre el guardameta que debía suceder a un mito como Íker Casillas. La presencia de Kepa se antoja como una "amenaza" más que seria.

El jugador del Chelsea se convirtió en el traspaso más cuantioso de un portero en toda la historia del fútbol al pagar el club inglés 80 millones de euros al Athletic de Bilbao. En cuatro jornadas de la Premier League, De Gea recibió siete goles, cuatro más que Kepa. "Tengo tres porteros y me gustan mucho los tres", dijo Luis Enrique. El tercero es Pau López, debutante en una lista tras fichar por el Betis procedente del Espanyol.

DEFENSA

Variará como mínimo el 50 por ciento de la zaga porque Piqué renunció a la selección y el entrenador descartó a Jordi Alba, cuya relación con él no es buena. Así pues, Luis Enrique debe resolver quién lo sucede en el lateral, con muchas posibilidades para Marcos Alonso, y quién acompaña a Sergio Ramos en el centro de la zaga.

Ésta es una posición en la que el fútbol español muestra enormes carencias hasta el punto de que el seleccionador tuvo que rescatar al veterano Raúl Albiol, de 33 años, después de tres años sin ser llamado.

Así las cosas, es muy probable que el segundo central sea Nacho, quien no es titular habitual en el Real Madrid. Otra sorpresa podría ser Sergi Roberto, uno de los favoritos de Luis Enrique durante su etapa en el Barcelona. Quizá dispute el puesto de lateral derecho a Dani Carvajal.

CENTRO DEL CAMPO

Es la línea más sujeta a retoques, especialmente por las renuncias de Iniesta y Silva tras el Mundial, y en buena medida las decisiones de Luis Enrique al respecto mostrarán qué idea tiene para el equipo.

La ausencia de Koke fue otra de las sorpresas de su lista y tanto Sergio Busquets como Isco son los únicos que parecen tener el puesto asegurado. Luego todo dependerá de con cuántos centrocampistas quiera jugar el nuevo seleccionador, habida cuenta de que el plantel no incluye delanteros demasiado versátiles que puedan jugar en las bandas o incorporarse a la zona de creación.

Thiago debería asumir por fin galones en la selección española después de muchos años sumido en la irrelevancia, mientras Saúl Ñíguez aparece como un jugador muy del gusto de Luis Enrique por lo bien que ejerce la presión y sus llegadas al área contraria. En esta línea vuelve a aparecer el nombre de Sergi Roberto, cuya polivalencia lo convierte en candidato a un puesto también como centrocampista.

"El fútbol de toque es el que nos ha hecho conseguir éxitos. Es lo que sabemos hacer bien", advirtió ayer Isco.

DELANTERA

La ausencia de Diego Costa por problemas familiares dio la gran oportunidad a Morata de demostrar que todavía puede ser útil después de no ir al Mundial por su mala temporada en el Chelsea. Rodrigo convenció en la última etapa de la selección y Marco Asensio parece el jugador idóneo si Luis Enrique busca un futbolista que conecte centro del campo y delantera. Si el puesto de delantero fue un permanente enigma en la selección española durante los últimos cuatro años, ahora lo es todavía más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios