Deportes

España y el caso Casillas

  • Del Bosque vuelve a heredar del Real Madrid el problema creado en la portería Mario Suárez se perfila como titular tras la baja de Busquets

La selección española comenzó a preparar ayer el decisivo partido del viernes ante Finlandia y el amistoso ante Chile con dos asuntos en manos de Vicente del Bosque: los problemas defensivos por las lesiones y el debate sobre la portería. Los 23 futbolistas llamados por el seleccionador se reunieron en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para iniciar una concentración en la que Sergio Busquets e Íñigo Martínez causaron baja de última hora. Sus sustitutos, Javi García y Nacho Fernández, fueron probablemente los dos rostros más sonrientes en la sede de la Federación Española de Fútbol.

"Es un regalo del cielo. Me sorprendió la llamada, pero el seleccionador ha decidido apostar por mí y voy a intentar aprovecharlo", afirmó el lateral-central del Real Madrid.

Las lesiones han dejado a España claramente debilitada en la zona defensiva. A ello cabe sumar la ausencia por sanción de Piqué. Con Puyol también lesionado, a Del Bosque sólo le queda rezar para que no tengan problemas Sergio Ramos ni Albiol. Si a alguno de ellos le ocurriera alguna inconveniencia en los próximos días, España tendría que jugarse el pase en Helsinki con Nacho Fernández, con pocos minutos en el Real Madrid y ninguno en la selección absoluta. Mientras, para solucionar el agujero en la medular, parece más útil encomendarse al cerebro que a un acto de fe. Dado que Xabi Alonso, Busquets y Javi Martínez están lesionados, el seleccionador tendrá que decidirse por Mario Suárez o Javi García, con más opciones para el primero porque fue incluido en la lista original de convocados.

Otras decisiones importantes de Del Bosque estarán en elegir a su delantero (Villa, Negredo y Soldado son las opciones) y también ver si encuentra hueco a Isco, el futbolista del Real Madrid que más ha impresionado a la crítica en este inicio de temporada.

Pero ninguna decisión provocará más comentarios que la relativa al portero. Casillas es el capitán de la selección y favorito personal del seleccionador, pero en el Madrid fue suplente para José Mourinho y lo sigue siendo para Carlo Ancelotti.

Mientras, su teórico rival por la titularidad en la selección, el barcelonista Víctor Valdés, ha comenzado la temporada pleno de reflejos y acumula varios partidos espectaculares. Entre ellos, el de la vuelta de la Supercopa de España, el primer trofeo de la temporada que conquistó el Barcelona.

A los futbolistas ya les aburre el llamado caso Casillas. "Es un tema para vosotros. Estoy cansado de siempre lo mismo", declaró ayer el defensa Arbeloa a los periodistas. Pero para mayor hartazgo del lateral del Madrid, parece inevitable que conforme se vaya acercando la cita, el ruido vaya en aumento. Porque el caso Casillas viajó del Real Madrid hacia la selección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios