Deportes

Lograron lo máximo con lo mínimo

Lo máximo con lo mínimo. El Cádiz se impuso por la mínima al Roquetas y no tropezó dos veces en la misma piedra en este mes de enero tras verse sorprendido en el último partido de la primera vuelta ante el Guadalajara en el Carranza.

Los amarillos decepcionaron una vez más con su juego, pero al menos salieron del otro bache en el que habían caído en las últimas jornadas: el de resultados. El líder volvió a ganar dos meses después y, además, se aprovechó del empate del Poli Ejido ante la Balona para dormir de nuevo en un cómodo colchón de siete puntos de diferencia sobre los almerienses. Lo máximo con lo mínimo.

El nuevo colchón de puntos debe invitar a reflexionar a cuerpo técnico y jugadores. Y sobra almohada para el director deportivo y el presidente. Este Cádiz, definitivamente, ha perdido la personalidad. Y lo que parece más temible, la confianza en sí mismo. Atrás queda el fútbol de toque con el que enamoró el equipo de Javi Gracia, las numerosas ocasiones de gol originadas un día sí y otro también, el notable en la asignatura pendiente de la fragilidad defensiva, el eficiente banquillo...

Ayer, desde que Enrique anotara en el minuto 57 el único gol del partido, con la cabeza que a veces falta para dirigir el balón y tras una buena jugada por banda izquierda de López Silva, los amarillos no dieron una a derechas. Ni a izquierdas. El peor epílogo de la primera jornada de la segunda vuelta es que el equipo, y la grada, acabó pidiendo la hora. Y eso ante un débil Roquetas que de haber tenido una pizca de maldad podría haber sumado su tercera victoria seguida fuera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios