motociclismo

Márquez, ante una cita clave en la 'catedral' de Rossi

Marc Márquez (Honda) se encontrará este fin de semana ante un difícil compromiso, el de defender su condición de líder del Mundial de MotoGP en un circuito, el de Assen, en el que el gran especialista es su acérrimo rival, Valentino Rossi (Yamaha).

Ocho victorias en la época de MotoGP -diez en total- avalan al campeón italiano, quien además es segundo en la clasificación, a 27 puntos de Márquez, en un trazado en el que habitualmente las condiciones climatológicas marcan sus propias reglas.

El líder del Mundial de MotoGP debe mantener al italiano y a Lorenzo

Rossi es, de hecho, el último vencedor en la que para muchos es la catedral del motociclismo, si bien ese adjetivo le llega al trazado holandés por las reminiscencias de un pasado esplendoroso, ensombrecido con el paso de los años por la llegada de otros escenarios.

Pero si las victorias avalan a Rossi, Márquez tampoco se queda muy atrás puesto que lleva ocho podios consecutivos en este circuito.

El circuito holandés se presenta como una piedra de toque para las aspiraciones de unos y otros, así como para calibrar las opciones de un aspirante hasta ahora insospechado en la presente temporada.

Se trata de Jorge Lorenzo (Ducati), que lleva ya dos victorias consecutivas, a quien seguro se le antoja complicada una tercera, según le viene a la memoria su épica protagonizada en 2013.

Lorenzo sufrió un accidente durante los entrenamientos en el que se fracturó la clavícula y que lo obligó a regresar a España para ser intervenido quirúrgicamente y volver rápidamente al circuito de Assen ese mismo fin de semana para realizar un esfuerzo casi sobrehumano hasta la quinta posición final en la carrera

Volviendo a Márquez, éste necesita dar un golpe en la mesa para dejar claro quién es el líder, aunque sin cometer errores para evitar que su ventaja sustancial se diluya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios