Deportes

Miller versus Svindal, primer gran duelo

Sochi vivirá hoy uno de sus momentos más importantes con la prueba de descenso del esquí alpino masculino, en la que se prevé un duelo de alto voltaje entre el estadounidense Bode Miller y el noruego Aksel Lund Svindal.

"Estoy listo para ganar", aseguró Miller tras lograr el mejor tiempo en los entrenamientos. El oro es poco menos que una obsesión para el norteamericano, que parece estar recuperando su mejor nivel en el momento justo. Tras pasar casi dos años alejado de la competición por una lesión de rodilla, Miller regresó a finales de octubre de 2013 con un sólo objetivo en mente: ganar por primera vez la prueba reina del esquí olímpico, una de las pocas asignaturas pendientes de su carrera.

La meta parecía irrealista aun tratándose de un ganador de cuatro títulos mundiales y cinco medallas olímpicas, entre ellas el oro de la combinada en Vancouver 2010. Miller, de 36 años, sostiene que volvió mejor que nunca, pese a que los resultados en la Copa del Mundo apenas reflejan tres podios en la temporada, muy poco para su palmarés.

"Fue asombroso lo de Bode, hasta ahora es el mejor en esta montaña", lo elogió el propio Svindal, que finalizó a más de medio segundo de su rival en la última práctica de ayer.

Si no fuera por la irrupción de Miller, el noruego debería ser considerado el unánime favorito en la prueba que se disputará en el centro alpino Rosa Khutor, una de las perlas del complejo olímpico erigido entre las montañas de Krasnaya Polyana.

Y es que Svindal, de 31 años, es el indiscutido rey del descenso en las últimas temporadas. Ganó la Copa del Mundo de la especialidad en 2013 y lidera con holgada ventaja la actual campaña, además de imponerse en los Mundiales de Schladming y de ser el último medallista olímpico de plata en la prueba.

Pero el escandinavo también tiene una deuda por saldar con el oro olímpico en descenso. En caso de lograrlo, sería su cuarta medalla en unos Juegos y su segunda presea dorada tras el supergigante de Vancouver (Canadá). "Tengo que ser mejor sobre mis esquíes para ser más veloz", aseguró Svindal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios