Mundial de Budapest

Ledecky llega a los 12 oros y Peaty quiebra otra vez su récord

Adam Peaty saltando a la piscina Adam Peaty saltando a la piscina

Adam Peaty saltando a la piscina / efe

Los Mundiales de natación de Budapest ofrecieron una jornada de emociones fuertes en la Duna Arena: la estadounidense Katie Ledecky estableció un nuevo récord al llegar a los 12 títulos mundiales y el británico Adam Peaty pulverizó en dos ocasiones su propia plusmarca en los 50 metros braza.

Con apenas 20 años, Ledecky logró su decimosegundo título mundial en piscina olímpica al imponerse en los 1.500 metros estilo libre por delante de Mireia Belmonte, que celebró su primera medalla en los campeonatos de Budapest. El bronce fue para la italiana Simona Quadarella. La súper estrella estadounidense desempató así con su compatriota Missy Franklin, quien no acudió a Hungría debido a una lesión y suma once oros en Mundiales.

Ledecky, como se esperaba, no tuvo rival y con un tiempo de 15.31,82 minutos sacó un abismo de 19 segundos a Belmonte. La española tuvo una pareja lucha con Quadarella, aunque terminó superando a la italiana por tres segundos.

La estadounidense sumó su tercera victoria en Budapest después de imponerse en el 400 libre y los relevos 4x100. De esta manera, ya logró tres de los seis oros a los que aspira.

La otra gran figura de la jornada junto a Ledecky fue Peaty, que demostró que no tiene rivales en las pruebas de pecho y en un solo día pulverizó en dos ocasiones su récord mundial para romper la barrera de los 26 segundos.

Por la mañana hizo un tiempo de 26,10 segundos en las eliminatorias y por la tarde rebajó aún más su tiempo con un registro de 25,95 en las semifinales. Muy atrás quedó el récord de 26,42 que había establecido cuando ganó el título mundial hace dos años en Kazán. Hoy, nadie espera otra cosa que no sea un triunfo en la final.

Los de Peaty no fueron los únicos récords mundiales del día. Pocos minutos después, la canadiense Kylie Masse se impuso en los 100 metros espalda con una plusmarca de 58,10 segundos, dos centésimas por debajo del récord logrado hace ocho años en Roma por la británica Gemma Spofforth, mientras que en la última prueba del día, la estadounidense Lily King quebró el récord mundial y se quedó con el oro en los 100 metros braza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios