Fútbol lInternacional

Tragedia en el fútbol egipcio

  • Los gravísimos incidentes tras la conclusión del partido entre el Al Masri y el Al Ahli dejan un balance de 74 fallecidos y 188 heridos · El ejército, obligado a evacuar al equipo visitante y a sus aficionados

Al menos 74 personas murieron y 188 resultaron heridas, según cifras oficiales, por los enfrentamientos entre las hinchadas de dos equipos de fútbol egipcios en Port Said, según informó el delegado de Sanidad de la ciudad, Helmy Ali al Atny. El responsable de sanidad explicó que la mayoría de fallecidos perdieron la vida por fracturas en la cabeza y por hemorragias internas, y también hubo un gran número de ingresados por caídas desde los graderíos del estadio, donde se enfrentaban el Al Ahli, de El Cairo, y el equipo local, Al Masri.

Según explicaron fuentes policiales egipcias, la situación de la seguridad fue controlada por el ejército y la policía al poco de desatarse los incidentes. El jefe de la Junta Militar egipcia, Mohamed Husein Tantaui, ordenó que dos helicópteros del ejército se desplazaran hasta Port Said para evacuar a El Cairo al equipo del Al Ahli y a todos sus aficionados desplazados.

La llegada de los helicópteros respondió a una petición expresa del club cairota, según fuentes próximas al equipo. El ejército comenzó a sacar de la ciudad a los aficionados del Al Ahli en autobuses protegidos por vehículos blindados de las fuerzas armadas.

Sin embargo, según Mena, los locales comerciales cerraron sus puertas en Port Said tras varios actos de vandalismo, mientras los servicios de sanidad comenzaron a pedir donaciones de sangre entre los vecinos de la localidad.

El presidente de la cámara baja del Parlamento egipcio, Saad al Katani, convocó de urgencia una sesión de la institución legislativa para debatir en el día de hoy los sucesos de Port Said.

Las repercusiones de los enfrentamientos saltaron de inmediato a otros estadios de Egipto, como sucedió en el choque entre el Zamalek cairota y el Ismaily, que fue suspendido al final de la primera parte por el árbitro.

Los ultras del Al Ahli, más conocidos como los Diablos Rojos, tienen fama de ser muy radicales y se han enfrentado con frecuencia a las fuerzas de seguridad egipcias en las protestas que han sacudido en los últimos meses la plaza Tahrir de El Cairo. Sin embargo, según dijeron testigos presenciales a Efe, fueron los hinchas del Al Masri quienes provocaron el enfrentamiento, al invadir el terreno de juego tras cada gol de su equipo (que se impuso por 3 a 1) y hacerlo de nuevo cuando acabó el partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios