Deportes

Un dominio inalterable

  • Mercedes y Red Bull siguen mandando pese a la mejoría de Ferrari

La escuderías Red Bull y Mercedes volvieron a mostrar que son los equipos más fuertes del Mundial de Fórmula 1 en las dos sesiones de entrenamientos libres del Gran Premio de Alemania, celebradas ayer en el Nürburgring, y en las que Ferrari experimentó una ligera mejoría.

Si por la mañana fue el británico Lewis Hamilton el que dominó la sesión al volante de su Mercedes, por la tarde el local y líder del Mundial, Sebastian Vettel (Red Bull), se lució ante su público al liderar la tabla de tiempos, justo por delante del también alemán de Mercedes, Nico Rosberg, que también fue segundo en la primera sesión.

Además, el australiano Mark Webber también ratificó la fortaleza de Red Bull al acabar tercero tanto en los ensayos de la mañana como en los de la tarde, lo que de nuevo convierte a la escudería austríaca y a Mercedes en los máximos aspirantes a hacerse con la pole en el gran premio germano.

Así, en esta primera toma de contacto con la pista de Nürburg, Red Bull y Mercedes dieron continuidad a la tendencia de los tres anteriores grandes premios, con la ya habitual solvencia de los austríacos y la pujanza de Mercedes, que ha dado un evidente salto de calidad tras su ensayo privado con Pirelli en mayo.

En el caso de Ferrari, tras su descenso de prestaciones en Silverstone, pese al tercer puesto en carrera del español Fernando Alonso, ayer vivió una jornada con sensaciones encontradas.

Aunque a las primeras de cambio Ferrari se encontró con un problema electrónico en el coche de Alonso que arruinó la primera sesión de entrenamientos del asturiano, la jornada acabó con una mejoría que le hace estar, en principio, menos alejados de los puestos de cabeza que el pasado fin de semana en Silverstone.

En la cita británica, Ferrari ya mostró el viernes unas notables carencias en su monoplaza que lo alejaron en casi segundo y medio del mejor tiempo del día y que se confirmaron en la sesión de clasificación del sábado al quedar el coche de Felipe Massa fuera de la Q3 y el de Alonso en la décima y última posición de esa ronda.

Ayer, una vez superados los problemas de electrónica que motivaron por dos veces la retirada al garaje del monoplaza de Alonso en la primera sesión, en la que no pudo marcar tiempo alguno, Ferrari mostró una mejor cara en la segunda, aunque por delante de la escudería italiana también se situó Lotus. Además, tras el fiasco de Pirelli en Inglaterra, en estas dos primeras jornadas de entrenamientos, los nuevos compuestos de la firma italiana de neumáticos no mostraron un desgaste significativo y tan sólo se registraron unos problemas de degradación de los neumáticos (graining) en algunos monoplazas.

En cuanto a McLaren, su rendimiento se mantiene en una línea similar al mostrado a lo largo de la temporada, con un monoplaza muy alejado de las prestaciones tradicionales de la escudería de Woking, ya que aunque el británico Jenson Button acabó noveno en la sesión más rápida del día, el mexicano Sergio Pérez acabó decimocuarto.

Asimismo, el mexicano Esteban Gutiérrez (Sauber) acabó el día en la decimosexta posición, justo por detrás de su compañero, el alemán Nico Hülkenberg, que lo aventajó en 267 milésimas.

En el caso del venezolano Pastor Maldonado (Williams), decimoctavo en la sesión vespertina, la igualdad con su compañero fue máxima ya que tan sólo una milésima le separó del finlandés Valteri Bottas, que fue decimoséptimo.

La búsqueda de la pole position se antoja como una nueva batalla entre Mercedes y Red Bull por tomar ventaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios