Fútbol l Liga BBVA

La hora del desquite

  • El Real Madrid quiere olvidar su desastroso partido en el Camp Nou ante un Valencia que viene de menos a más

El Real Madrid debe responder al varapalo histórico del clásico, donde cosechó su primera derrota de la era Mourinho con un incontestable 5-0, y reaccionar en su fortín, el estadio Santiago Bernabéu, ante un rival complicado para superar la resaca, un Valencia con síntomas de mejoría.

Debe levantarse el Real Madrid. Demostrar que lo ocurrido en el Camp Nou fue un mal día después de tres meses de éxito. Y lo afronta en un buen escenario, el Bernabéu donde gana todo lo que juega, pero alejado de las mejores condiciones. Por las bajas y por el rival. Un Valencia con mimbres suficientes para optar a todo.

El equipo de gala de José Mourinho pierde a tres jugadores. La línea defensiva se verá mermada por las ausencias por sanción de Sergio Ramos y Carvalho. Y no estará por segundo partido de Liga consecutivo el delantero centro titular, Higuaín. Es el momento Benzema. Lo desaprovechó ante el Barcelona y con el Valencia el francés debe mostrar argumentos.

Las otras dos novedades del once titular las tiene claras el técnico portugués. Son sus jugadores número 12, Arbeloa y Albiol, a los que siempre ha elogiado su entrega a diario y nunca cataloga de suplentes porque cumplen cada vez que reciben minutos.

Forzará Cristiano Ronaldo para jugar. Aún tiene molestias en el tobillo derecho pero no quiere perderse un solo partido y el Real Madrid le necesita más que nunca. Mourinho no castigará a nadie por sus actuaciones del Camp Nou y jugadores que parecían señalados como Marcelo y Mesut Özil serán titulares.

Mientras, el Valencia viaja con la intención de abstraerse de los problemas del rival, pero consciente del potencial del equipo madrileño y de que las posibilidades de conseguir un resultado positivo pasan por mantener la consistencia de los últimos partidos, en los que el conjunto de Unai Emery ha dado signos de mejoría.

Es cierto que la asignatura pendiente del Valencia en los últimos tiempos es conseguir un buen resultado a domicilio ante un grande del campeonato, pero el empate sumado en el anterior desplazamiento, en Villarreal, hace que los valencianistas piensen en ganar en Madrid.

La buena noticia de la semana fue que ninguno de los jugadores que tenían cuatro cartulinas amarillas viera la quinta, pero en el capítulo de lesiones el Valencia sí que arrastra todavía algunos problemas importantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios