Fútbol Sala | Segunda División B

La pegada del líder Betis B supera al Xerez DFC Toyota Nimauto (7-2)

  • Los azulinos fallan un penalti con 2-0 y no pueden con un filial verdiblanco resolutivo y poderoso

El Xerez DFC Toyota Nimauto cayó en la cancha del líder por 7-2 El Xerez DFC Toyota Nimauto cayó en la cancha del líder por 7-2

El Xerez DFC Toyota Nimauto cayó en la cancha del líder por 7-2 / Xerezdfc.com

El Xerez DFC Toyota Nimauto no pudo hacer nada para volver con el triunfo de su visita a la cancha del líder, el Real Betis FS B y perdió por 7-2. La victoria verdiblanca fue incuestionable.

Los azulinos volvieron a evidenciar una clara falta de gol, que les privó de firmar un resultado mejor. Por contra, el filial se mostró muy resolutivo y poderoso a la contra, algo que no supieron defender bien los visitantes, que terminaron goleados en la mañana del domingo.

En un igualado arranque de partido, el Real Betis conseguía adelantarse en dos ocasiones con dos acciones de ataque muy bien trenzadas. El Xerez Futsal pudo meterse en el partido con un penalti de Germán, pero el capitán lo lanzó fuera.

En la acción posterior, el propio Germán pudo redimirse, pero no era su día y terminaba errando otra ocasión manifiesta de gol. En este tipo de encuentros, el que perdona lo termina pagando y eso fue lo que sucedió. Antes del descanso, los locales abrían brecha en el marcador anotando el 3-0.

Tras la reanudación, los de Jesús Azurmendi salieron con un punto más de intensidad y ahora sí encontraron el premio a su insistencia por mediación de Joselu. La última incorporación del equipo volvía a ver portería por segunda semana consecutiva y metía a los visitantes de nuevo en el encuentro.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Pese a disfrutar de ocasiones para recortar aun más diferencias, era el cuadro de Sergio Barroso el único que las materializaba, todo ello tras la expulsión de Germán, que dejaba al equipo en inferioridad numérica. Con el 5-1, de nuevo Joselu hacía un nuevo gol para un Toyota Nimanuto que remaba desde el comienzo a contracorriente.

Ya con portero jugador, el equipo lo siguió intentando, pero las imprecisiones, los nervios y una buena defensa bética impendían más goles del lado azulino. El Real Betis ampliaba su distancia con un gol de su guardameta y finalmente desde el doble penalti tras una falta en campo contrario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios