Economía

Respiro para el mercado laboral: Sevilla es la provincia de España donde más baja el paro en mayo

  • El impulso de la construcción y el regreso de algunos trabajadores en ERTE hacen que la provincia baje en 3.965 personas el desempleo y eleve en 9.173 la afiliación

  • El rebote es leve comparado con el descalabro anterior: hay ya 44.473 parados más en un año y 39.364 ocupados menos 

Obras en Sevilla Obras en Sevilla

Obras en Sevilla

Dentro del drama, un respiro. Ese es el resumen de los datos laborales correspondientes al mes de mayo, que reflejan que Sevilla fue la provincia de España donde más bajó el paro en términos absolutos: 3.965 personas abandonaron las listas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), hasta totalizar 226.492. La revitalización del sector de la construcción -tras un abril horrible por la paralización de la actividad durante dos semanas- y la reactivación parcial de comercio y hostelería son las dos causas fundamentales del rebote.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, las cifras también son buenas, ya que la provincia registra 9.173 afiliados más y vuelve a superar los 700.000, hasta 708.360 cotizantes medios. Sólo Baleares y Murcia son más dinámicas en cuanto a empleo que Sevilla.

Estos buenos datos, sin embargo, sólo atenúan levemente el descalabro, que es brutal. En un año, es decir, desde mayo de 2019 hasta mayo de 2020, hay 44.473 parados más en la provincia, lo que la sitúa en el tercer puesto del ranking de alzas, solo superada por Madrid y Barcelona. Algo parecido ocurre con el empleo: Sevilla ha destruido 39.364 puestos de trabajo medidos en términos de afiliación en un año y sólo Madrid, Barcelona, Baleares y Málaga contabilizan peores guarismos.

En su práctica totalidad, este bajón anual se debe a los catastróficos meses de marzo y abril, en los que se destruyeron, de media, 46.197 empleos y el paro se elevó en 36.988. Estos datos se suavizan en mayo pero incluso así son devastadores: 33.023 parados más y 37.024 afiliados medios menos.

Si miramos la afiliación diaria y no la media del mes, desde el inicio la pandemia, el 12 de marzo, se han destruido 36.349 empleos en la provincia entre esa fecha y el 31 de mayo, con un ritmo evolutivo bastante elocuente. Toda la pérdida de afiliados se concentra en la segunda quincena de marzo, cuando perdieron su empleo 50.439 personas. Luego –con la excepción de las dos semanas de parón de actividad en abril– la actividad ha ido repuntando poco a poco y la pérdida final es de esos algo más de 36.000 cotizantes. A último día del mes, Sevilla contabilizaba 711.488 afiliados.

Casi 10.000 afectados por ERTE vuelven a su trabajo

Todo sin contar con los trabajadores afectados por un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), que no cuentan como parados y siguen siendo considerados trabajadores. En Sevilla, a cierre de mayo hay 102.838 personas en esta situación, lo que significa que 9.573 se han incorporado en términos netos al mercado laboral. No se puede negar que el porcentaje, un 9,3%, es pequeño.

El número de parados más los afectados por ERTE asciende ahora a 329.330 y baja en unas 15.000 personas respecto al mes de abril. Sigue siendo un número muy alto, que representa el 35,2% de toda la fuerza laboral en Sevilla, apenas un punto porcentual menos que en abril. A estos habría que sumar los autónomos en cese de actividad: 54.213 habían accedido a este beneficio a 31 de mayo, aunque es de suponer que algunos de ellos habrán vuelto al trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios