Economía

El salario mínimo de 950 euros beneficia a 364.000 trabajadores en Andalucía

Jornaleros en la recolección de la naranja Jornaleros en la recolección de la naranja

Jornaleros en la recolección de la naranja

La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) de 900 a 950 euros en 14 pagas -acordada el pasado miércoles por Gobierno y agentes sociales- beneficiará, en principio, a 364.000 trabajadores a tiempo completo en Andalucía, a los que habría que sumar los que lo hacen a tiempo parcial, que pueden rondar los 100.000. Con bastante diferencia, la región es la que acapara un mayor número de asalariados en este segmento y a gran distancia se sitúan Madrid (236.000) y Cataluña (193.000).

Esta es lo que se desprende de un informe difundido por el Gabinete Económico de Comisiones Obreras a partir de los datos correspondientes a 2018 de la Encuesta de Población Activa (EPA) sobre salarios. Según el sindicato, el número de beneficiarios ronda a nivel nacional los dos millones (1.5 millones a tiempo completo), de los cuales el 57% son mujeres, casi el 30% menores de 25 años y el 75% del sector servicios. Además, casi uno de cada cuatro, el 23%, vive en Andalucía, lo cual da pie a CCOO para elaborar un perfil tipo: mujer andaluza que trabaja en el sector servicios.

Beneficiarios del salario mínimo por regiones. Fuente: CCOO. Beneficiarios del salario mínimo por regiones. Fuente: CCOO.

Beneficiarios del salario mínimo por regiones. Fuente: CCOO. / Dpto. de Infografía

La subida de 2020, que se suma al fuerte incremento de 2019 (fue de un 22%, de 735,9 a 900 euros) amplía el colectivo de personas que recibe el salario mínimo y trabaja a tiempo completo en 371.000 personas a nivel nacional, de los cuales 85.000 corresponden a Andalucía.

La comunidad es, con diferencia, la que tiene más ocupados en esta situación

La Junta teme destrucción de empleo

Este es el cuadro teórico de los beneficiarios del alza. La duda está, por parte de algunos sectores, en si habrá -de hecho, si ha habido ya en 2019- damnificados en forma de despidos -al no poder absorber las empresas el incremento- o de economía sumergida. La Junta de Andalucía ya ha manifestado su temor a que el incremento del SMI dañe la creación de empleo en la región. El miércoles, el consejero de Economía, Rogelio Velasco afirmó que “sólo las regiones altamente desarrolladas y los sectores industriales” podrán absorber el nuevo salario mínimo y que en las menos desarrolladas, como Andalucía, los empresarios “difícilmente van a ser capaces de absorber la subida”, lo cual “deteriorará la creación de empleo”.

Mucho más político se ha mostrado el vicepresidente Juan Marín, que este jueves valoró como positivo el hecho de que el incremento se haya producido con acuerdo entre la CEOE y los sindicatos. “Los sindicatos han cedido en sus pretensiones y los empresarios han conseguido un incremento razonable”, dijo.

Sin embargo, manifestó, sin ser tan categórico como Velasco, que las comunidades que tienen menos renta per cápita, como Andalucía, pueden sufrir una pérdida de ocupados. En el mismo sentido se pronunció el secretario general de la CEA, Luis Fernández Palacios, quien no descartó que este aumento salarial afecte a "la creación de empleo" BBVA Research, de hecho, cifró hace unos días en 45.000 los empleos que se han dejado de crear en toda España por el avance del SMI en 2019, que, recordemos, fue muy superior al de 2020, del 22%. Y citaba a Andalucía como una de las regiones con mayor incidencia, junto a Canarias, Extremadura y Murcia, aunque sin dar cifras regionales concretas.

Esto es así porque aquí predominan más los colectivos beneficiarios del salario mínimo, que son sobre todo jóvenes, trabajadores del comercio y la hostelería, empleadas del hogar y jornaleros del campo, entre otros. Además,Andalucía es una de las regiones donde el SMI es más alto en relación con el salario medio (ronda el 65%), lo que dificultaría teóricamente la absorción del alza por parte del empresario.

Los sindicatos, claramente a favor

En la otra orilla se sitúan los sindicatos. UGT Andalucía sostiene que la subida es “totalmente asumible por el empresariado, ya que de lo contrario no se habría llegado a un acuerdo”. Y critica que se sugiera un salario mínimo “a la carta” porque eso sería discriminatorio para los trabajadores andaluces más pobres. También rechaza el argumento de la destrucción de empleo, que, si se da, “será ínfimo” y se verá compensado con el incremento de poder adquisitivo de los trabajadores.

La secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López, cree que “las empresas han entendido que si sus trabajadores y trabajadoras tienen mejores salarios eso va a repercutir de una manera positiva en que la rueda de la economía se active”. Para CCOO, la subida del SMI tendrá un impacto “positivo en Andalucía, donde el salario medio es sustancialmente más bajo”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios