Elecciones municipales Ciudadanos apura los plazos para elegir a su candidato en Jerez

  • No está descartado que Carlos Pérez repita pero el partido ha sondeado a independientes

  • No llegó a haber un "ofrecimiento serio" a Pedro Rollán

  • El último tocado ha sido Nicolás Sosa, el presidente de la peña La Buena Gente

Militantes de Ciudadanos, entre ellos Carlos Pérez, consultando los resultados en la noche electoral del 2 de diciembre. Militantes de Ciudadanos, entre ellos Carlos Pérez, consultando los resultados en la noche electoral del 2 de diciembre.

Militantes de Ciudadanos, entre ellos Carlos Pérez, consultando los resultados en la noche electoral del 2 de diciembre. / Manuel Aranda

Comentarios 1

La formación política Ciudadanos vive una situación insólita no solo en Jerez sino en el grueso de ciudades donde presentará su candidatura para las elecciones municipales del próximo 26 de mayo.

A poco más de 60 días para la cita con las urnas, aún no se sabe quién encabezará las listas. Pero es más, las fuentes consultadas por este periódico señalan que la agrupación jerezana desconoce realmente cuándo se adoptará la decisión.

El último anuncio es que el nombramiento del alcaldable se adoptará “antes de final de mes”, un nuevo plazo difuso, como los realizados con anterioridad. Será el comité regional el que señale con el dedo al cabeza de cartel pero el hermetismo es total. 

Las convocatorias electorales han ido posponiendo una designación vital para un partido que, en el caso de Jerez, se juega su confirmación en la escena política local. La idea inicial era que 2018 hubiera finalizado conociéndose al candidato naranja para la calle Consistorio; sin embargo, las autonómicas de diciembre pospusieron a enero la designación. El posterior acuerdo con el Partido Popular para gobernar en la Junta de Andalucía provocó que Ciudadanos se centrara en elegir a sus cargos en las distintas consejerías posponiendo una vez más el nombramiento de alcaldables.

Para colmo, la convocatoria de las generales, con su correspondiente proceso de primarias para designar cabezas de cartel, produjo el enésimo retraso. La última fecha apuntada fue el 10 de marzo, una vez resuelta la papeleta para el Congreso. Y ese día hubo otro aplazamiento: hasta finales de mes. El partido apura los plazos legales pues en abril debe tener candidato porque así lo determina la Ley Electoral.

Esta situación ha provocado que desde hace meses los rumores campen a sus anchas en torno al número uno de los naranjas con una continua cascada de nombres de presuntos tocados. A ello se une que el partido ni confirma ni desmiente que esté buscando un candidato independiente, tan del gusto de las formaciones, propiciando así el abono perfecto para las especulaciones. Ahora bien, los últimos movimientos que han realizado algunos de sus dirigentes regionales van en la línea de que la primera opción pasa por hacer un fichaje antes que tirar del equipo existente.

El nombre que más ha sonado en las últimas semanas ha sido el del presentador Pedro Rollán. Sin embargo, a mediados de esta semana, Radio Jerez anunciaba que esta posibilidad se desmoronaba por no haberse producido una propuesta formal por parte de la formación. Fuentes consultadas por este periódico inciden en esta línea y apuntan que nunca llegó a hacerse un ofrecimiento “serio” a Rollán. 

Ahora bien, este medio ha podido confirmar que representantes provinciales del partido ha mantenido recientemente contactos con Nicolás Sosa, el presidente de la peña flamenca La Buena Gente. Sin embargo, estas conversaciones no han llegado a fraguar pero ratifican que Ciudadanos no ha descartado aún la vía del candidato independiente.   

Por lo tanto, y a la espera de que la formación adopte una decisión, la única certeza es que el principal damnificado de todo esto es su portavoz municipal, Carlos Pérez, quien no ha escondido que le gustaría repetir como cabeza de cartel. Él quiere pero nadie le ratifica; eso sí, tampoco nadie le ha invitado a estas alturas a que dé un paso al lado.

Mientras tanto, continúa con su agenda y su trabajo al frente del grupo municipal. Ahora bien, la formación está provocando el debilitamiento de su imagen al no poder presentarse como alcaldable sino como portavoz de una formación que no tiene respuesta a la pregunta sobre quién será su representante en el próximo mandato municipal. Este impasse le hace vulnerable frente a sus adversarios políticos pues no hay pleno municipal o debate en las televisiones locales que le recuerden esta incertidumbre.

Una voz autorizada de Ciudadanos que pide quedar en el anonimato se muestra crítico ante esta situación: “A estas alturas, las asociaciones y colectivos quieren reunirse con los candidatos y escuchar sus propuestas; pero ahora mismo no podemos ofrecer eso”. Por ello advierte de que ya no es solo un problema de candidatura sino que trasciende a la dinámica del partido que no puede presentar propuestas electorales ni centrarse en hacer un equipo de campaña lo más cohesionado posible y, claro está, en esbozar una lista electoral.

La incertidumbre se une a un cierto descontento porque impera la sensación de que el partido no está sabiendo aprovechar la inesperada victoria de las autonómicas del pasado 2 de diciembre. “En diciembre o enero hubiera sido un momento idóneo para presentar el candidato del partido”, apuntan estas mismas fuentes. Sin embargo, la formación apura los plazos escenificando que confía en el poder de la marca a pesar de perder los meses de proyección que podría haber tenido ya el candidato a sus espaldas.

Y, por si fuera poca esta incertidumbre, Ciudadanos tiene a su vez que normalizar su vida interna pues a día de hoy sigue estando dirigida por una gestora tras la dimisión de la anterior ejecutiva cuya labor, según los estatutos, debería finalizar en abril. Salvo que haya orden de prorrogar su labor, tendría que celebrar una asamblea de militantes a corto plazo para elegir nueva ejecutiva, un proceso que coincidiría con la campaña para las generales o en la precampaña de las municipales.

Ciudadanos tiene a Jerez entre sus objetivos prioritarios y confía en mejorar los resultados obtenidos hace apenas cuatro años, donde entró en la corporación con dos concejales sin apenas estructura. Ahora tiene base y ya sabe qué es ganar en la ciudad. Pero las incógnitas están haciendo sombra a las certeza

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios