La crisis catalana

Historias 'santas' del 'procés'

  • Esta semana, en el juicio en el Tribunal Supremo a los procesados por el 1-O se ha ratificado que Josep Lluis Trapero fue "parte imprescindible en la estrategia independentista"

Historias 'santas' del 'procés' Historias 'santas' del 'procés'

Historias 'santas' del 'procés' / Efe

Comentarios 1

El relato global del número dos de la investigación policial del 1-O que rescató nombres ilustres del procés permitió romper la monotonía y homogeneidad de los testimonios de la violencia ciudadana de en torno a medio centenar de policías, que marcaron la décima semana (la Santa) del juicio.

Éstas son las cuatro historias de la semana de pasión:

Trapero, parte imprescindible

Un mes después de que declarase como testigo, la figura del mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero (acusado de rebelión en la Audiencia Nacional) regresó al juicio, esta vez como "parte imprescindible en la estrategia independentista", como así lo puso de relieve el segundo máximo responsable la investigación policial.

A la imagen de independencia respecto al Govern que el mayor se esforzó en proyectar, un comandante de la Guardia Civil aportó otra: la de la "sinergia" entre Trapero y el poder político y la de una persona a la que el independentismo no podía permitirse perder.

Incluso el ex president Carles Puigdemont, según el testigo, tenía listo un borrador de una carta en el que agradecía al mayor su actuación el 1-O, una jornada tras la que Trapero animó a la cúpula de los Mossos estar "vigilantes": "La Guardia Civil, junto con la Fiscalía y diez fotografías de una mala actuación el 1-O hacen un delito de sedición".

"Juicio a la Policía"

Poco dada a protestar, la Fiscalía alzó esta semana la voz ante las preguntas de las defensas por tratar de convertir el procedimiento contra los líderes independentistas en un juicio a la Policía, cuestionando los testimonios de los agentes antidisturbios con interrogatorios que han rayado la acusación, pues a menudo les preguntan dando por acreditado una serie de hechos y observando vídeos en sus pantallas.

Una situación a la que no fue ajena la Sala, hasta el punto de que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, se vio forzado a intervenir con más frecuencia de la habitual para advertir a los letrados de que ese no es el camino, ya que si una defensa da un hecho por probado y le hace una pregunta al policía, se dan dos versiones, pero con un matiz, que la del agente está bajo juramento y la de los abogados no y eso "plantea un problema serio".

Pese a su insistencia, Marchena -a quien las defensas suelen respetar cuando este les reprocha sus formas- ha asumido que su labor no ha dado frutos esta semana, pues "desde hace algunas sesiones" está intentado zanjar este asunto, aunque "sin éxito".

Resistencia ciudadana y pasividad de los mossos

Dentro de la homogeneidad de sus relatos, los policías que han declarado esta semana en el Supremo han introducido nuevos aspectos de cómo fue esa resistencia pasiva que se encontraron el 1-O de la que presumen las defensas, que van desde una mujer paseando un carrito de bebé vacío en primera línea, otra que actuó "como una tigresa" pese a sus 40 kilos de peso o el novedoso lanzamiento de motocicletas a los agentes.

Las novedades han alcanzado también a la actuación de los mossos, no por ser más o menos pasiva, como todos los agentes aseguran, sino por el sensor que parecían tener algunos al presenciar la llegada de los antidisturbios para echarse a un lado.

Los testigos aportaron algunos ejemplos, como el de aquella pareja de mossos que se escondió detrás de unos setos, los que se echaron contra la pared o los que dieron unos cuantos pasos hacia atrás.

Vuelven la Moleskine y el enfocats

Fuente de indicios para la Policía y la Fiscalía -que basa buena parte de su acusación en ellos por trazar una supuesta hoja de ruta a la independencia- o documentos sin sustento probatorio para las defensas, el Enfocats y la Moleskine son dos enigmas del procés, que ningún acusado asumió conocer y alguno tachó hasta de "apócrifos".

Tras un tiempo de letargo por la sucesión de testimonios puramente policiales, la importancia de la agenda Moleskine y el documento Enfocats, que fueron incautados al número dos de Oriol Junqueras, Lluis Salvadó, volvió a ser puesta de relieve por un mando policial, que enumeró reuniones determinantes para la estrategia independentista entre líderes políticos y en las que también estaban presentes los Jordis.

Sin embargo, el segundo de la investigación entró en algunas contradicciones a preguntas de las defensas, como cuando situó erróneamente a Oriol Junqueras en una reunión en la que, según él, se discutió quién iba a ser el presidente de la Generalitat, o cuando dudó de si en ese encuentro, llamado "el último intento", se habló sobre el reparto de consellerias, algo que había afirmado previamente de forma tajante.

Referéndum impepinable. El ex presidente de la Asamblea Nacional Catalana y cabeza de lista de JxCat, Jordi Sànchez, aseguró en directo por vía telemática desde la cárcel de Soto del Real que "tarde o temprano, el PSOE aceptará la vía" del referéndum del autodeterminación aunque ahora la descarte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios